Song Jiu era un Magistrado  del Reino de Liang. Su condado estaba junto al Reino de Chu y ambos reinos tenían soldados en la frontera.

Los soldados de ambos condados plantaron melones. Los sembrados por los soldados de Liang crecían bien porque los regaban todos los días, en cambio los de Chu no los regaban y crecían pobremente.

El Gobernante del condado de Chu regañó a sus soldados por no cultivar sus melones tan bien como los soldados de Liang, entonces ellos -celosos- comenzaron a destruir los melones de sus vecinos.

Los soldados de Liang se dieron cuenta y le preguntaron a Song si podían ir al campo militar de los Chu y vengarse. “Esa no es una solución”, dijo Song.

“Construir odio solo generará más problemas. No pueden hacer cosas malas solo porque otros las hicieron. Les daré una solución. De ahora en adelante, cada noche rieguen los melones del campamento de los Chu. Pero no digan nada”.

Los soldados siguieron sus instrucciones y pronto los de Chu vieron que sus melones crecían mejor, dándose cuenta de lo que sucedía.

Cuando se enteró el rey de los Chu se sintió avergonzado y le envió regalos a Song para que acepte sus disculpas.

El sabio Lao Zi dijo: “Haz el bien cuando te traten mal”.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?