La fuente de conocimiento del presente artículo proviene enteramente del ‘Tianmu’ (ojo celestial o tercer ojo) y de la sabiduría de la cultivación espiritual. Más allá de los factores o las afirmaciones específicas, el lector puede tomar esta revelación como algo para reflexionar sobre el principio, el propósito y el rumbo del repentino desarrollo humano de los tiempos modernos, y podrá comprender por qué la vida humana es tan preciosa y única en el universo.

Antes que nada, pongo en claro que ciertamente existen vidas inteligentes externas a nuestro planeta que tienen una conexión profunda y de larga data con los seres humanos.

A estos seres inteligentes, los clasifico en dos grupos. A los que no tienen intenciones malvadas con los seres humanos los llamamos ‘extraterrestres positivos’; y a aquellos que tienen intenciones malignas, que secuestran y matan, los llamamos ‘extraterrestres negativos’; dos ejemplos de estos últimos son los que lucen como lagartos y los grises.
Mucha gente actualmente tiene estos interrogantes: si los ovnis que se atestiguan son realmente naves de seres extraterrestres, ¿por qué estos seres extraterrestres no han tomado contacto con los seres humanos?, ¿por qué no han conquistado la Tierra? Al no hallarles respuestas, muchos no creen que existan o simplemente evitan el tema.

No son pocos los ufólogos que consideran que para seres inteligentes extraterrestres dotados de una capacidad tecnológica tal que pueden frecuentar la Tierra apareciendo y desapareciendo prácticamente sin ser vistos, sería un juego de niños conquistar la Tierra. Hay también quienes conjeturan que, frente a tales circunstancias, extraterrestres positivos han impedido que aquellos con intenciones malvadas conquistasen la Tierra. ¿Es así?

Extrañas figuras en rocas mostradas por buscadores de tesoros en cuevas de México. (Imagen: captura de video/Youtube JD)

¿Es necesariamente que los extraterrestres positivos son más poderosos que los negativos? En la historia de la galaxia han ocurrido muchas guerras en las cuales los extraterrestres positivos fueron abatidos por los negativos y tuvieron que escapar. Aun si ahora se hubieran vuelto más poderosos, ¿entonces por qué no se muestran abiertamente sobre la Tierra mientras obstruyen a los negativos? Así, los seres humanos los venerarían como a dioses. ¿Acaso esos también hacen cosas buenas de manera altruista sin dejarse ver?

Hay gente que dice que los seres extraterrestres no quieren interferir en la raza humana, que las razas superiores no interfieren en el desarrollo de las civilizaciones de razas inferiores. Sin embargo, las diferentes especies de extraterrestres tampoco son del mismo nivel. Circunstancias de especies o razas superiores guiando el desarrollo de civilizaciones de especies o razas inferiores se encuentran por todos lados. ¿Por qué no habría de ocurrir esto con la gente de la Tierra? Imaginemos una vez más: si una civilización posee la capacidad de viajar entre los planetas y puede explorar el universo, ¿abandonaría sus investigaciones cuando ve que hay vidas en algún planeta? ¿Acaso no es este justamente un propósito para realizar viajes espaciales? ¿Acaso sentirían miedo al descubrir vidas inteligentes con tecnología muy inferior y desistirían el contacto? Los seres extraterrestres han estudiado por miles de años a los seres humanos, ¿cómo podrían temerles aún?

Hay quienes dicen que como los seres humanos disponen de armas nucleares, a los extraterrestres les preocupa que el comportamiento destructivo de los seres humanos ponga en peligro sus propias existencias, y que por eso están apareciendo naves a menudo y en gran escala para advertir a los humanos. Pero si la Tierra se destruyera, esto sólo afectaría al sistema solar y no a otros planetas fuera del mismo. ¿Por qué estos extraterrestres de numerosos sistemas planetarios lejanos a la Tierra ponen su atención en la Tierra?

También dicen algunos que los extraterrestres no quieren que los seres humanos se autodestruyan y que, por ende, van a rescatarlos cuando vislumbren el peligro del fin. En este universo hay muchos planetas, y cada planeta tiene vida, solo que su forma de existencia es diferente, el ambiente de vida es diferente y el espacio donde existen es diferente. A cada momento hay planetas que se destruyen y nuevos planetas que nacen. Cuando un planeta se destruye, las vidas en él también desparecen. Entonces, para los extraterrestres, que la Tierra se destruya no es nada especial, ¿por qué sólo tienen tanto interés en los seres humanos de la Tierra?

Los negativos

Ahora, si existen tantas razones para que seres extraterrestres positivos no hagan contacto con los seres humanos, ninguna de ellas es válida para los seres extraterrestres negativos, pues su propósito es invadir y tomar los recursos de la Tierra. En la historia de la Vía Láctea, un sinnúmero de planetas fueron invadidos por esos, y lo hicieron de manera abierta, sin miedo a ser obstaculizados por los extraterrestres positivos. Todos esos también pueden contender abiertamente entre sí sobre la Tierra y en el sistema solar. Pero el hecho es que las guerras entre los seres extraterrestres positivos y negativos siempre toman lugar en el borde del sistema solar; algunas guerras son incluso de gran escala, pero nuestra raza humana no puede observarlas de manera directa. ¿Qué necesidad tienen de hacer todo esto a escondidas?

Algunos dicen que como los vehículos que usan los seres extraterrestres en las guerras espaciales son enormes, el área del sistema solar les resulta muy pequeño y por eso pelean fuera del sistema solar. En efecto, sus naves madre son enormes, son muchas veces más grandes que la Tierra, diez y hasta cientos de veces más grandes. El espacio en el sistema solar es insignificante como campo de batalla. En la Tierra existen bases, tanto de seres extraterrestres positivos como negativos. Y un sinnúmero de sus vehículos vuelan libremente sobre la Tierra. Entonces, ¿cómo no hemos visto batallas de pequeña escala?

Un anhelo de larga data

¿Por qué razón los seres extraterrestres positivos y negativos no se atreven a tomar contacto abierto con los seres humanos? ¿Acaso no quieren esos ocupar la Tierra?
En realidad, ocupar la Tierra y controlar a los seres humanos han sido sus sueños ya desde el tiempo antiguo. Esos ya se fijaron en los seres humanos antes de la presente civilización. Pero por más que enfocaron todos sus esfuerzos en crear conspiraciones para ocupar la Tierra, poseer los cuerpos humanos y gobernar a los seres humanos, realmente no les ha resultado nada fácil alcanzar este objetivo.

Los seres extraterrestres tomaron contacto e investigaron a hombres de la Tierra ya desde el tiempo antiguo. Muchos libros antiguos contienen registros de estos hechos. Hace mucho tiempo, esos descubrieron que el cuerpo físico del hombre es perfecto, sin defectos. El cuerpo humano es algo que esos no pueden crear con su tecnología. Lamentablemente, los propios seres humanos no saben esto; tratan este tesoro como basura, lo dañan e incluso anhelan cuerpos extraterrestres. Pero esta intención de los seres terrestres de ocupar los cuerpos humanos ha sido derrotada por los seres humanos.

Porque, por más que la tecnología de los extraterrestres sea muy superior en la perspectiva de la gente en común, frente a cierto grupo de gente, es insignificante. Ese grupo de gente son quienes se cultivan espiritualmente.

No eran extraños para la cultura antigua china

“Extraterrestres” es un término que usa la gente moderna. De hecho, para la gente antigua, en particular para los chinos antiguos, sus existencias no tenían nada de extraño.
En la China antigua, la Escuela Dao hablaba a menudo sobre monstruos, demonios, fantasmas, etcétera. Los seres extraterrestres se encuentran dentro de las clasificaciones de demonios y monstruos porque les falta la naturaleza humana o el componente divino. La Escuela Fo (Escuela Buda) habla de las seis vías de la reencarnación, y una de ellas es la ‘cultivación de luo dao’; son los seres extraterrestres quienes cultivan este ‘luo dao’. Las vidas que cultivan luo dao tienen la imagen de humanos pero no poseen la naturaleza humana; por eso se los considera demonios. Muchos de estos consideran a los seres humanos como animales y les gusta comerlos. La gente siempre imagina que los demonios son vidas con apariencias monstruosas, que chupan sangre y matan, pero esto es totalmente errado; los de este tipo son solo una porción de los demonios, que se la refiere como ‘demonios malvados’ y que tiene al Satán mencionado en la religión católica como a uno de sus líderes.

Si bien los seres extraterrestres se clasifican dentro la vía de demonios debido a la ausencia de la naturaleza humana, hay de muchas clases, y no todos quieren dañar a los seres humanos. La forma exterior de muchos demonios es muy bella; esos no son hostiles hacia a los seres humanos; y algunos, por ciertos propósitos, también asisten a los seres humanos. Por ejemplo, se pegan al cuerpo de los humanos para curar enfermedades y disolver peligros; así, esos también pueden desarrollar gong (materia de alta energía), que los dota de capacidades sobrenaturales. Algunos también hablan sobre el corazón de benevolencia, y enseñan a la gente cómo hacer crecer el corazón de compasión y cómo elevarse.
Alguien puede decir: “¿No es bueno eso? ¿No son como los seres humanos?”. No, no es igual. Se los llama demonios, no porque sean malvados, sino porque no poseen la naturaleza de los humanos, es decir que no poseen la naturaleza divina. Todas las vidas tienen dos lados, el lado bondadoso y el lado malo; aun si son demonios, pueden ser amistosos con los de su tipo. No es que los buenos son humanos. Seres monstruosos también hablan de ser buenos, ¿pero pueden contar como humanos?
La gente china antigua mencionaba a menudo a zorros, comadrejas amarillas, demonios, monstruos, fantasmas, etcétera, que se pegan al cuerpo humano y absorben la esencia humana para cultivar una imagen humana. Los extraterrestres también son un tipo de esos ‘futi’ (‘fu’: pegarse; ‘ti’: cuerpo). Si una persona aprende las cosas de esos, también se convertirá en un demonio, será de su misma categoría y su vida estará bajo sus cargos. Por eso, en el tiempo antiguo, tanto los cultivadores de la Escuela Dao como los de la Escuela Fo ya sabían que tenían que eliminar a esos ‘futi’ que dañan al ser humano. Desde el tiempo antiguo hemos escuchado relatos de todas las culturas sobre héroes que matan a demonios; se refieren a esos.

Los seres extraterrestres, en la perspectiva de la cultura tradicional china, pertenecen a la vía de los demonios. Si son demonios, entonces, por supuesto, significa que también cuentan con capacidades sobrenaturales. No importa si el poder proviene de sus propios cuerpos o de herramientas, controlar a la gente común no les significa ninguna dificultad. Pero frente a aquellos que se cultivan y refinan en una vía recta de ‘Fo, Dao, Shen’ (Budas, Dao o Deidades), no son nada. Las leyendas antiguas que hablan sobre batallas entre hombres y demonios se refieren a batallas entre cultivadores espirituales y extraterrestres. Como la gran mayoría de la gente del tiempo antiguo creía en los dioses, tenían la protección de los dioses. Han sido justamente estos cultivadores espirituales, creyentes de ‘Fo, Dao, Shen’ (Budas, Dao o Deidades) y las deidades que tienen a cargo a los seres humanos, los que han protegido a los seres humanos durante miles de años para que no fueran invadidos por los seres extraterrestres. Por eso, esos pueden ver y hasta tocar a los seres humanos, pero precisamente por esta protección que tienen el mundo humano, no han podido alcanzar su objetivo.

Entonces, aunque los seres humanos tengan la protección de los dioses, ¿se darían por vencidos esos seres extraterrestres malvados que codician la raza humana? Por supuesto que no. Entonces, ¿cómo hicieron? Llevaron a cabo arreglos bien planeados.

Continúa en: El siniestro plan de los extraterrestres para dominar al hombre: 1ra etapa.

Categorías: Cultura