Las pizarras digitales y las blancas ganan cada vez más terreno a la tradicional pizarra.

Es uno de los recuerdos que todos tenemos de nuestra época escolar: un gran cuadro verde, enmarcado en madera, que nos sirvió para aprender a multiplicar, el abecedario… y muchas cosas más, hasta la universidad.

La pizarra es uno de los símbolos más universales de la educación y las escuelas, aunque en los últimos tiempos, han ido perdiendo terreno por el auge de las pizarras digitales.

Además, en todo el mundo también están siendo cada vez más comunes las pizarras blancas, las que se usan con rotuladores borrables, porque generan menos polvo que las tradicionales.

En cualquier caso, todos tenemos en mente la pizarra de nuestra edad escolar. Pero quizá nunca te hayas preguntado el motivo por el que es verde, sobre todo teniendo en cuenta que por ejemplo, el nombre en inglés de este elemento escolar es blackboard (literalmente, ‘tablón negro’).

Tal y como recoge el diario La Verdad en un artículo, las pizarras se empezaron a emplear en el siglo XIX y en sus orígenes, eran de color negro, motivo de su nombre en lengua inglesa.

Pero a partir de la década de los 30 del siglo pasado, cuando las pizarras empezaron a ser verdes. Los fabricantes una pintura verde de porcelana esmaltada sobre una base de acero. El motivo es que el color verde es mejor para mirarlo durante largas horas, porque reduce el resplandor que provocan otras superficies. 

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.