Redacción BLes – ¿Alguna vez te imaginaste tener la piel de color azul?  Tal vez nunca lo imaginaste, pero sí existen personas con esta particular condición física.

De hecho este caso tuvo su origen en una pareja de Kentucky hacia el año 1800, donde su conexión genética provocó la transmisión de una enfermedad que causa que la piel de sus descendientes se vea de un tono azul intenso.

Esta enfermedad que se transmitió hasta el día de hoy, llamó tanto la atención en las décadas anteriores que los afectados se vieron obligados a refugiarse en las montañas de los Apalaches, para escapar de los prejuicios y de las burlas.

Conoce la verdadera historia de la familia azul, mira el video en la parte superior

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.