Cuando una persona es deshonesta, engañosa, de baja moral, para un chino esta persona “no es ni tres ni cuatro”. Esta frase es una expresión de desprecio hacia las personas que violan los valores humanos y están al revés de las virtudes de la humanidad.

La cultura antigua china tiene un contenido profundo, esencial y muy amplio. La frase no estar ni en el 3 ni en el 4 parece muy sencilla, pero contiene un significado muy profundo. En el origen del número 3 y 4 se encuentra escondido su significado, y para entenderlo hay que buscar en la antigua época china, más precisamente en el libro Hetu (el mapa del río).

El libro histórico “Hong Fan” registra el significado de los cinco elementos y los enumera de esta forma: elemento 1: el agua, elemento 2: fuego, elemento 3: madera, elemento 4: metal, y elemento 5: tierra.

Y según Hetu (Diagrama de río) -fuente del I-Ching-, el “cielo 3″ genera el elemento madera, “tierra 8” lo establece, pues la tierra sostiene a la madera; “tierra 4” genera el elemento metal y “cielo 9” lo establece.

En los dos libros Hetu y Hong Fan, el “3” corresponde a la madera y representa al punto cardinal Este; y el 4 pertenece al metal y al punto cardinal Oeste.

A su vez, cada uno de los 5 elementos se corresponde con un valor moral. Al elemento madera (3) le corresponde la bondad, y al elemento metal (4) le corresponde lo que abarca la honestidad, la justicia y rectitud.

Quiere decir, entonces, que el “tres” es la madera, tiene como valor moral a la bondad y su punto cardinal es el Este; mientras que el “cuatro” es metal, tienen como valor moral a la honestidad y como punto cardinal al Oeste.

Por lo tanto, cuando en china se refieren a una persona que “no es ni tres ni cuatro”, están diciendo que esta persona es deshonesta, que no posee bondad, que no pertenece al Este ni pertenece al Oeste. Y ni siquiera se la considera una cosa, ya que “cosa” en chino se dice “dong xi” (“Este Oeste”). Es una frase en extremo despreciativa que aplica a las personas que violan valores humanos fundamentales, que son contrarias a las virtudes de la humanidad.

La sociedad tradicional china está empapada de la cultura de Confucio, la bondad, la honestidad y la rectitud, son valores morales fundamentales de la sociedad china, son valores básicos universales aceptados por la sociedad.

Esta es la razón de que cuando una persona se aleja de la moralidad, del Dao y de la virtud, se convierte en una persona que no tiene compasión, no tiene rectitud y obviamente es una persona repudiada y despreciada. Alguien que se aleja completamente del Dao y de la virtud ya no es siquiera una cosa, cuenta como nada, ni tres ni cuatro.

Fuente: es.ClearHarmony.net.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Cultura

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.