Liu Bowen (1311-1375), un sabio de la Dinastía Ming, era bien conocido por predecir el futuro. Al igual que otros sabios como Zhuge Liang y Shao Yong, Liu también dejó profecías, incluyendo Songbing Song, la inscripción del monumento a la Pagoda Jinling y la inscripción del monumento a la Montaña Taibai.

La inscripción del Monumento a la Montaña Taibai fue descubierta después de un terremoto y no se dio a conocer al público hasta hace varios años. Parte de lo que dice parece ser relevante para la epidemia del coronavirus que estamos enfrentando.

Los años de la epidemia del cerdo y la rata

Liu parecía haber predicho una epidemia en el siguiente poema:

“Si preguntas cuándo llegará la plaga,

Yo diría que en invierno, alrededor de septiembre y octubre”

“Uno se preocupa de que los cadáveres queden desatendidos,

y uno se preocupa por la dificultad de pasar del año del cerdo al año de la rata”.

Según el calendario lunar chino, 2019 fue el Año del Cerdo y 2020 es el Año de la Rata. La transición del año del Cerdo al año de la Rata ocurrió en el Año Nuevo Chino, que fue el 25 de enero de 2020.

El primer caso diagnosticado de alguien con el coronavirus de Wuhan ocurrió el 1 de diciembre de 2019. Dado el período de incubación de 14 días, la persona probablemente se infectó a finales de noviembre, que era octubre en el calendario lunar chino.

A pesar de los numerosos indicios de la existencia de una nueva epidemia, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) no anunció que el virus se propagaba por transmisión entre humanos hasta el 20 de enero de 2020. Para entonces, la enfermedad ya se había extendido a otras regiones.

Después de Tailandia, Japón, Corea del Sur y otras regiones asiáticas, el primer caso en los Estados Unidos se confirmó el 21 de enero de 2020. Dos días después, China decidió cerrar la ciudad de Wuhan. Para el 25 de enero, 15 ciudades de la provincia de Hubei habían sido cerradas, lo que hizo que este Año Nuevo Chino fuera extremadamente difícil para todas las familias involucradas.

Como resultado de la tardía advertencia y el continuo encubrimiento del partido comunista chino (PCC), todas las provincias de China han tenido casos confirmados, y el Tíbet informó de su primer caso el 4 de febrero de 2020, convirtiéndose en la última provincia con una infección verificada. Esto coincide con las siguientes frases de la profecía de Liu:

“Uno se preocupa por el inicio del desastre en Huguang (una región de China que incluye a Hubei),

que luego se extiende a todas las provincias de China”.

Un pasaje a la seguridad

Es interesante que la profecía también prescribía un antídoto para la plaga: “Solo aquellos que permanecen erguidos pueden sobrevivir”, escribió Liu.

Al final de la profecía, lo explicó con más detalle:

“Siete (七) personas (人) caminan en una (一) línea,

siendo guiado (引) a la derecha (诱/右) en una abertura (口);

se añaden tres puntos a un gancho (勾),

con ocho (八) reyes (王) seguidos de 20 (廿) bocas (口);

Esto hace a todos felices,

quienes vivirán a salvo a partir de entonces”

[Nota: “Boca” en chino también se refiere al número de personas que deben ser alimentadas].

Este es un juego de desarmar los trazos de los caracteres chinos y reorganizarlos para formar nuevos caracteres. Los dos primeros versos del poema anterior dicen que cuando los caracteres 七 (siete), 人 (gente), 一(uno), 引 (guía) y 口(boca) se desmontan y reordenan de cierta manera, forman el carácter tradicional chino para la Verdad (眞). En la tercera línea, cuando se añaden tres puntos en diferentes partes de 勾 y se reordenan los trazos, toma forma el nuevo carácter de la Tolerancia (忍). En la cuarta línea, cuando 八 (ocho), 王 (rey), 廿 (veinte) y 口(boca) se alinean en un cierto orden, forman el carácter de Benevolencia (善).

Estas palabras, Verdad-Benevolencia-Tolerancia, son los principios básicos de Falun Dafa, una disciplina espiritual de la Escuela Buda perseguida por el Partido Comunista chino (PCCh) desde julio de 1999.

¿Podría ser que, hace siglos, Liu predijo que estas tres palabras (Verdad-Benevolencia-Tolerancia) ayudarían a la gente a ponerse a salvo y feliz?

Siguiendo la conciencia de uno

China tiene una larga historia de 5000 años. Durante ese tiempo, la gente creía en los valores tradicionales, como ser bondadoso y virtuoso. Basándose en la cultura divina, la gente creía que “el bien es recompensado y el mal incurre en retribución”.

Sin embargo, cuando el PCCh llegó al poder hace décadas, virtualmente eliminó estos valores tradicionales a través de un constante lavado de cerebro. Aunque Falun Dafa mejoró la salud y la moralidad de decenas de millones de personas, el PCCh lo ha perseguido desde julio de 1999.

Cuando muchos practicantes fueron arrestados, detenidos, encarcelados y torturados, los chinos fueron engañados por la propaganda calumniosa y se volvieron en contra de Falun Dafa y sus principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia.

Fuente: Minghui.org

Te puede interesar:

Temas: