Morgan Cox, estudiante de la Escuela de Ciencias Planetarias y de la Tierra, de la Universidad de Curtin en Australia, dirigió la investigación que descubrió el mineral Reidita, más escaso aún que el oro y los diamantes, según publicación del 16 de octubre 2018.

El descubrimiento

La reidita fue hallada en el cráter creado por un impacto en Woodleigh, cerca de Shark Bay, Australia, en forma de granos de zircón parcialmente transformados, de acuerdo con el artículo publicado en GeoScienceWorld.

Imagen satelital del cráter de Woodleigh, causado por la caída de un meteorito. Fuente: NASA

La idea de analizar nuevamente el material -ya extraído anteriormente- fue de Cox, quien propuso aplicar las técnicas y herramientas desarrolladas en los últimos 20 años, y que no estaban disponibles en la época en que se estudió en primera instancia.

Ante lo cual el Dr. Aaron Cavosie, supervisor de investigación dijo: “Cuando volvimos a estudiar estas rocas, lo hicimos con mejores herramientas que hace veinte años y encontramos partículas microscópicas del mineral reidita”.

En el mismo lugar ya se habían hecho estimativos acerca del tamaño del cráter -del hallazgo- sobre el cual se consideró que tendría entre 60 y 120 kilómetros de diámetro. El tamaño del cráter da una idea del poder del impacto recibido en el lugar del cráter en el cual se halla la reidita.

“Sin embargo, nuestro descubrimiento de reidita cerca de la base del núcleo sugiere un cráter más grande. El equipo de investigación está usando modelos numéricos para refinar el tamaño de Woodleigh y si establecemos que su diámetro es superior a 100 km, sería el cráter de impacto más grande que se conoce en Australia“, de acuerdo con la directora del estudio, comunica la Universidad de Curtin.

Este extraño material solo se forma mediante la extremada presión que se genera cuando meteoritos chocan contra la corteza terrestre.

Inicialmente el zircón es impactado con toda la presión, y de allí se forma la reidita, que tan solo ha sido hallada en seis cráteres de toda la Tierra.

Muestra de zircón, a cuyo grupo pertenece la reidita.

“Encontrar reidita en Woodleigh fue una sorpresa, ya que es mucho más raro que los diamantes o el oro, aunque desafortunadamente no tan valioso”, expresó Cavosie, según la página de la Universidad de Curtin.

También comentó que Morgan es aún una estudiante que piensa doctorarse en Ciencias  Planetarias y que “no pudo pensar en un mejor comienzo para su carrera”.

Es la primera vez que se descubre este rarísimo material en el continente australiano.

José Ignacio Hermosa – BLes

Categorías: Ciencia