Un buceador que realizaba una inmersión junto a su pareja en las costas de Nueva Zelanda reportó a las autoridades haber tenido que apuñalar a un león marino que según el hombre estaba siendo agresivo.

El animal pertenece a una especie en peligro de extinción de la que se calcula que no quedan más de 12.000 ejemplares, según publicaba CNN, que recogía declaraciones del hombre, llamado Matt Kraemer, que publicó la historia en Facebook.

Según su historia el animal estaba “particularmente agresivo” y tenía “mandíbulas del tamaño de un león”. “Salió del agua y amenazó con atacar en la playa”, dijo Kraemer, que es oriundo del país y residen en Dunedin, al sur de la Isla Sur de Nueva Zelanda. “¡Tuve que apuñalarlo con una lanza para defender a mi compañera de buceo, que estaba aterrorizada!”, se justificó.

“Le golpeé muchas veces sin ningún efecto, necesitaba una puñalada. Vivirá”, aventuró el buceador, que aseguró que fue “en defensa propia” y que “no teníamos la intención de lastimarlo, solo necesitábamos que nos dejara solos para poder salir del agua de manera segura”.

Según el hombre, la cuchilla empleada, que estaba instalada en una lanza, tenía menos de un centímetro de ancho y unos tres centímetros de profundidad.

Según la ley local, cualquiera que mate a un león marino podría ser condenado a dos años de prisión o una multa de hasta 250,000 dólares neozelandeses (unos 150.000 euros). Sin embargo, la policía de Nueva Zelanda aseguró que el incidente no está siendo investigado.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds