Redacción BLes – El Papa Francisco expresó su cercanía con los católicos de China y su esperanza de que allí, la Iglesia, pueda operar con -cito textual- “libertad y tranquilidad”.

Sin embargo, el pontífice sigue sin hablar sobre la persecución a los creyentes asiáticos y tampoco pronunció alguna palabra sobre el reciente arresto de un cardenal de 90 años.

Este domingo, Bergoglio, dio un discurso ante la Plaza de San Pedro, en Roma. Allí destacó que este 24 de mayo es el día de la virgen María Auxiliadora, y a su vez, señaló que es la santa patrona de los católicos en China.

En este sentido, dijo: “Sigo con atención y participación la vida y los asuntos a veces complejos de los fieles y los pastores, y rezo por ellos todos los días”.

Lo que más llama la atención, es el silencio ensordecedor que el líder de la Iglesia Católica hace frente a la terrible situación de los creyentes en China, y más aún, frente a los arrestos de los sacerdotes.

Mira el informe completo en el siguiente video

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.