Redacción BLes – Una de las ciudades más turísticas del mundo habría sido víctima no de uno, sino de dos antecedentes históricos: primero fue la erupción del monte Vesubio producida en el año 79 (d.C) y luego el ataque con 165 dispositivos explosivos de la Segunda Guerra Mundial, de los cuales al menos 10 continúan sin explotar.

De acuerdo con la información proporcionada por el diario italiano Il Fatto Quotidiano, estas bombas yacen aún enterradas dentro de las Ruinas de Pompeya y son “un peligro de una potencia devastadora“.

Las mismas habrían sido arrojadas durante los bombardeos que comenzaron el 24 de agosto de 1943 por parte de las fuerzas aliadas, y son producto de nueve ataques diferentes.

Según la información recolectada por ABC, Antonio De Simone, arqueólogo y profesor de la Universidad Suor Orsola Benincasa de Nápoles, asegura que este es un “secreto” que viene siendo ocultado hace tiempo.

En mi experiencia en Pompeya he encontrado bombas que no estaban indicadas en el plano, bajo nuestros pies. Había dos. Una explotada, reducida a fragmentos. La otra, desgraciadamente no, estaba completamente intacta“.

¿A qué peligro están expuestos los turistas?

Estas bombas sin explotar se encuentran en el área del parque que aún falta excavar. “Es un riesgo“, dice Il Fatto. De las 66 hectáreas que componen la ciudad antigua, solo se han excavado 44, por lo que la tarea todavía sigue siendo grandísima.

[CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA APP DE BLES]

Luego de la repercusión que tuvo la primicia del diario italiano, la dirección del Parque Arqueológico ha aclarado que “no hay ningún riesgo ni para los profesionales que trabajan en las excavaciones ni para los turistas, porque en el plan de seguridad está prevista la recuperación de bombas en zonas que fueron objeto de bombardeo en el pasado“.

Le puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre           

videoPlayerId=a2a9491f3

       

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados