“¿Queremos que Terminator sea real? ¿Necesita la humanidad robots autónomos, poderosos y asesinos?” Las preguntas se acumulan. Los necesitemos o no, ¿los robots soldados van a ser una realidad? ¿Podrán decidir? ¿Sabrán hacerlo?

Todas estas preguntas, y otras muchas, se disparan cuando sabemos que hablamos de algo que puede ser real en pocos años. Es lo que hace una coalición global integrada por 130 organizaciones no gubernamentales, que se teme lo peor y que ha pedido a las Naciones Unidas el fin del desarrollo de estas “armas”.

La campaña internacional para detener a los ‘robots asesinos’ (Campaign to Stop Killer Robots) está apoyada por decenas de países. Han llevado a la ONU una petición para que se negocie un tratado que los prohíba, por considerarlos armas autónomas capaces de operar sin instrucciones humanas.

Para las ONG, la falta de respuesta por parte de la comunidad internacional está permitiendo que empresas tecnológicas y un pequeño grupo de países avancen sin obstáculos en el desarrollo de estos ‘robots asesinos’. “Creemos que pasan del umbral de lo aceptable y por ello deben ser prohibidas”, afirma la coordinadora de la campaña, Mary Wareham, de Human Rights Watch.

“Carecen del juicio humano necesario para evaluar la proporcionalidad de un ataque”

Aunque los países de la ONU discuten el asunto desde hace años en Ginebra en el marco de la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales, por ahora no hay ningún tipo de regulación sobre la cuestión. Por ello, la campaña busca impulsar un tratado que prohíba estas armas y ve necesario aumentar la presión sobre los Gobiernos para que accedan a ello.

“La gran mayoría de países quiere avanzar y lanzar las negociaciones, pero están siendo frenados por los países (…) que van mas avanzados”. Los más “problemáticos”, según aseguró, son Rusia y Estados Unidos, pero también están invirtiendo en “robots asesinos” naciones como China, Corea del Sur, Israel y, pendiente de confirmarse, Turquía e Irán.

Un robot bueno como “embajador”

“El mundo podría entrar en una carrera armamentística robótica desestabilizadora”, han alertado. Además, las armas autónomas “carecen del juicio humano necesario para evaluar la proporcionalidad de un ataque”, y pueden ocasionar problemas a la hora de buscar responsables por su actos ante la justicia.

Los organizadores han elegido como imagen al robot ‘David Wreckham’. Fabricado con piezas viejas de sartenes y el motor de una silla eléctrica, era la mascota del programa de televisión de combates entre máquinas Robot Wars, de la BBC, emitido desde 1998 y que fue cancelado el año pasado.

La iniciativa, originada en el año 2012, cuenta con el apoyo de expertos reconocidos como la Alto Representante de la ONU de Asuntos de Desarme, Izumi Nakamitsu, y la profesora estadounidense ganadora del Premio Nobel de la Paz de 1997, Jody Williams, activista contra las minas antipersonales y bombas de racimo.

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__

Categorías: Ciencia

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.