En un estudio publicado en la revista Plos One, el 10 de enero, investigadores de la Universidad de Binghamton, en Nueva York, encontraron que las estatuas de moáis de la Isla de Pascua fueron construidas cerca de fuentes de agua dulce, resolviéndose así el interrogante de sus ubicaciones.

Las gigantescas esculturas de roca, típicas de la Isla de Pascua, de soberanía chilena, han ocupado mucho tiempo e imaginación de los científicos, quienes analizaron muchas variables hasta que llegaron a la conclusión de que señalan las fuentes de agua potable de la isla.

 Isla de Pascua: Científicos resuelven el misterio de la ubicación de las gigantescas estatuas
La estatuas estaban dispersas, pero no al azar.

“Lo importante es que demuestra que los lugares donde se encuentran las estatuas no son un lugar ritual extraño -[el ahu y el moai] representan un ritual en el sentido de que tienen un significado simbólico para ellos, pero están integrados en la vida de la comunidad”, relata Carl Lipo, según The Guardian.

El profesor Lipo, de la Universidad de Binghamton, fue coautor de la investigación.

Existen más de 300 plataformas con las gigantescas estatuas de roca, esparcidas por todo el territorio, muchas de ellas en las costas, y se cree que se empezaron a tallar en el siglo XIII.

Si bien se asumió que representaban a los antepasados y respondían a  motivaciones rituales no se conocía el criterio seguido por sus fabricantes para situarlas.

Pero Lipo observó a los caballos tomando agua en la costa después de la baja mar, y descubrió arroyos de agua dulce y pura corriendo en diferentes lugares.

“Las excepciones a la regla de estar en la costa por donde sale el agua en realidad se cumplen por el hecho de que también hay agua allí – se encuentra a través de cuevas”, según el mismo medio.

Los resultados se corroboraron en el terreno.

“Cada vez que veíamos grandes cantidades de agua fresca, veíamos estatuas gigantescas… Era ridículamente predecible“, explicó el investigador Lipo, de acuerdo con The Guardian.

No obstante la satisfacción del equipo de la Universidad de Binghamton, para Jo Anne Val Tilburg, experta en Isla de Pascua de la Universidad de California no resulta convincente.

“La existencia de agua dulce se filtra cerca de la costa ahu es bien conocida y fue ciertamente importante en el contacto con Europa. Sin embargo, tales filtraciones son hoy, y probablemente siempre lo fueron, recursos menores. Es muy poco probable, en mi opinión, que estos recursos fueran de gran importancia para localizar ahu durante la prehistoria”, afirma la experta, citada por el mismo medio.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados