Un estudio evidencia que los niños nacidos en septiembre tuvieron un mejor desempeño que los nacidos en agosto, a lo largo de sus carreras académicas en los Estados Unidos.

La investigación detalla que los resultados se basan en el promedio, y que corresponden a grupos de niños demográficamente similares. La efectuó la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por la sigla en inglés), de Estados Unidos, y la publicó el 12 de septiembre.

David Figlio, economista de la Universidad Northwestern y uno de los autores del estudio dijo que el hallazgo más sorprendente del estudio fue que la brecha entre los niños nacidos en agosto y septiembre ocurre en todos los niveles socioeconómicos y no es fácil de cerrar, incluso en las familias de altos ingresos, según citó NPR.

[Conoce cuál es la prueba de inteligencia más corta del mundo (que pocos pueden superar)]

Por otro lado, es de considerar que estas diferencias se ajustan al calendario escolar de los Estados Unidos, en donde los niños nacidos en agosto cumplen en ese mismo mes la edad para ser matriculados en el kínder en tanto que los nacidos en septiembre tienen que esperar hasta el año siguiente, lo que hace que sean casi un año mayores cuando ingresan a clases en comparación con sus compañeritos nacidos en agosto.

Al respecto Figlio comenta que, en los primeros años de la primaria, las diferencias cognitivas y sociales entre los niños que están casi un año separados en edad pueden ser significativas.

[El diálogo de las plantas: un complejo lenguaje da muestras de la “inteligencia verde”]

Por eso él cree que los educadores y los funcionarios deben buscar soluciones. Dice que una posibilidad podría ser agrupar a los estudiantes de la misma edad en clases separadas, en lugar de tener clases donde algunos niños pueden ser casi un año más jóvenes que sus compañeros mayores.

En cuanto a las medidas estadísticas se calculó que los niños mayores nacidos en septiembre tenían 2.6 por ciento más probabilidades de asistir a la universidad y 2.6 por ciento más opciones de graduarse de una universidad de élite.

Por otro lado, el coautor sostiene que estas no son “diferencias masivas”, pero que son “significativas”.

Igualmente, el estudio muestra que ser mayor en la edad de entrada a la escuela aumenta el logro universitario de los niños y reduce la probabilidad de ser encarcelados por delitos juveniles.

No sería de extrañar que un proceso similar se produzca en otros países donde se establezcan fechas y edades definidas para que los niños inicien su formación escolar.  

José Ignacio Hermosa – BLes 

Sigue leyendo:

. Conoce cuál es la prueba de inteligencia más corta del mundo (que pocos pueden superar).

. El diálogo de las plantas: un complejo lenguaje da muestras de la “inteligencia verde”.

. La contaminación del aire daña nuestra inteligencia, afirma un nuevo estudio.

Te puede interesar: ‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__