Redacción BLes – Un reciente estudio ha dado respuesta a un enigma que tenía desconcertados a los científicos: ¿cómo llegó un letal hongo tropical a infectar animales en lo profundo de los bosques canadienses? 

El hongo en cuestión, Cryptococcus gattii, es típico de los climas tropicales y subtropicales, sin embargo, en los últimos años infectó a más de 200 personas en Canadá y causó la muerte a 8 de ellas, según explican los autores del estudio publicado en la American Society of Microbiology. 

Al igual que muchas especies de hongos, el C. gattii tiende a preferir vivir en el suelo, particularmente cerca de los árboles.

[Encuentran por primera vez un esqueleto de un tiburón de hace 380 millones de años]

Pero sus esporas latentes en el aire también pueden invadir los pulmones de los animales vivos, donde comienzan a crecer nuevamente; a partir de ahí, pueden infectar el sistema nervioso, aseguran los autores de la investigación, David Engelthaler y Arturo Casadevall.

Aunque la mayoría de las personas expuestas a C. gattii nunca se enferman y no es muy contagiosa entre las personas, se trata de una de las infecciones fúngicas más mortales del mundo con una tasa de mortalidad que puede llegar al 33 por ciento.

[Descubren un naufragio de 2.000 años de antigüedad lleno de “kétchup romano”]

Una de las teorías más comunes para explicar la presencia del hongo en latitudes tan septentrionales es que pudo llegar a bordo del agua de lastre de los barcos tras la inauguración del canal de Panamá en 1914. 

Sin embargo, los científicos creen que fue el fuerte terromoto de 9,2 de Alaska en 1964, que generó un tsunami que barrió las costas de Canadá y el norte de Estados Unidos, el que trasladó de manera masiva el hongo tan tierra adentro. 

“Un tsunami puede transportar agua contaminada hacia la línea de árboles y empujar el agua hacia los arroyos y ríos que normalmente llevarían agua al océano”, dijo Englethaler a Insider.

“Y el momento del tsunami de 1964 coincide con lo que sabemos sobre la antigüedad del hongo en la región, por lo que todas las piezas encajan”, añadió.

Los autores proponen que el agua de lastre contaminada de los primeros barcos que pasaban por el Canal de Panamá trajo el hongo al Pacífico.

Después de reproducirse en el océano durante décadas, creen que los tsunamis dejaron el patógeno en tierra firme, que luego se convirtió en el hongo que ha estado enfermando a las personas durante las últimas dos décadas.

“Este evento, como ningún otro en la historia reciente, causó un impulso masivo de agua oceánica en los bosques costeros”, escribieron los autores en el estudio.

“Tal evento pudo haber causado una exposición simultánea de C. gattii en los bosques de las costas regionales, incluidas las de la isla de Vancouver, Columbia Británica, Canadá, Washington y Oregón”.

El Dr. Arturo Casadevall, de la Escuela Pública de John Hopkins. Salud, destacó en un comunicado la importancia de los tsunamis en la diseminación de patógenos en nuestro planeta. 

“La gran idea nueva aquí es que los tsunamis pueden ser un mecanismo significativo por el cual los agentes patógenos se propagan desde los océanos y los ríos estuariales a la tierra y luego a la vida silvestre y a los humanos”, aseguró el coautor del estudio. 

“Si esta hipótesis es correcta, podríamos ver brotes similares de C. gattii, u hongos similares, en áreas inundadas por el tsunami de Indonesia de 2004 y el tsunami de 2011 de Japón”, agregó. 

Los expertos aseguran que harán más análisis ambientales para corroborar su hipótesis y entender un poco mejor los mecanismos de propagación de enfermedades infecciosas en el mundo natural y entre humanos. 

“Creo que tenemos que ser más imaginativos en cuanto a lo que es posible”, dijo Englethaler.

Según el Centro de Control de Enfermedades en Canadá este hongo causa neumonía o meningitis, que se puede incubar durante varios meses después de la exposición. 

La isla de Vancouver es la zona de Canadá que presenta tasas de infección más altas, según el organismo oficial que afirma que se sabe que incluso los delfines se han infectado. 

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. Encuentran por primera vez un esqueleto de un tiburón de hace 380 millones de años.

. Descubren un naufragio de 2.000 años de antigüedad lleno de “kétchup romano”.

. Los delfines consumen los enigmáticos ‘narcóticos’ que producen los peces globo.

Te puede interesar: Este médico oriental explica cuál es la raíz de las enfermedades y cómo eliminarlas

videoinfo__video2.bles.com||edc802b28__

Ad will display in 09 seconds