Redacción BLes – Un fósil de hace unos 74,8 millones de años reveló la increíble pelea que tuvo un antiguo monstruo marino y otro de su misma especie quien le dejó un diente incrustado en la cara de su enemigo.

El descubrimiento se llevó a cabo en 2012 cuando un equipo de mineros que se encontraban excavando piedras preciosas por Alberta, en Canadá, se llevaron una enorme sorpresa: en el lugar descubrieron un antiguo monstruo marino extinto que parecería al género Tylosaurus incrustados en el lodo, según informó Fox News.

Los paleontólogos analizaron el esqueleto casi completo de un reptil marino y se cree que vivió hace casi 75 millones de años era un depredador del océano, parecido a un delfín, que vivió durante la era de los dinosaurios.

Luego de realizarse una tomografía computarizada se sugirió que el animal pertenece al género de los mosasaurios, el cual se trata de enormes reptiles marinos que gobernaban los mares durante la era de los dinosaurios. En total, la bestia presentó una medida entre 20 y 23 pies (6-7 metros) de largo.

La noticia se compartió rápidamente con el Museo de Paleontología Royal Tyrrell donde fue investigado por dos años y dieron con otro genial hallazgo: “tenía un diente de otro mosasaurio incrustado en su mandíbula inferior“, según comunicó en 2016 Konishi a Live Science. “Todos estábamos emocionados y comenzamos a trabajar en ello“.

[CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA APP DE BLES]

Las evidencias mostraron que el animal fue perseguido y atacado por otro de su misma especie.

El espécimen representa la primera evidencia directa e inequívoca de mordeduras no letales, y no de depredación, entre los mosasaurios“, agregó para el mismo sitio en la 76.° reunión anual de la Society of Vertebrate Paleontology.   

Le puede interesar: “Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Temas: Categorías: Ciencia