Un estudio publicado el 10 de diciembre, por AGU100, postula que el megalodón, “Otodus megalodon”, la criatura depredadora de los mares más grande y voraz jamás conocida, se extinguió por su incapacidad de adaptación a las áreas de temperatura más bajas en las que se refugiaron su presas, que sí lograron adaptarse.

Las temperaturas de los mares se enfriaron, lo que obligó al monstruo marino a descender más profundamente para no perecer de frío, pero sus víctimas, por ejemplo las ballenas, sí soportaron temperaturas menores, luego dejaron de compartir hábitat con su enemigo.

Megalodon puede haberse extinguido por esta espantosa razón
Un diente de megalodón

La bestia, que alcanzaba los 20 metros de longitud y unas 120 toneladas de peso, portaba dientes de cerca de 25 centímetros de longitud, y, según las investigaciones, habría sido incapaz de regular su temperatura corporal, lo que sí pueden hacer los tiburones actuales.

“Mantenían una temperatura corporal más alta”, lo que se estableció mediante la comparación de los isótopos de dientes del primitivo depredador y los de los tiburones blancos de hoy, sostiene el estudio.

Megalodon puede haberse extinguido por esta espantosa razón
Mandíbulas de megalodón.

“Aunque aún son preliminares, estos resultados pueden proporcionar pistas sobre lo que pudo haber llevado a la muerte de O. megalodon durante el Plioceno“, dice el resumen de la investigación.

La hipótesis también contempla que los megalodones estaban obligados a consumir enormes cantidades de alimentos para mantener una temperatura tan alta.

Por su parte, Michael Griffiths, uno de los investigadores autores del estudio, precisó que las temperaturas corporales de los animales deberían oscilar entre 35 y 40 grados centígrados, de acuerdo con Live Science.

El inmenso animal se extinguió hace 2.6 millones de años, según se cree. Todavía no hay consenso en cuanto a las causas de su extinción.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de YouTube BLes Cultura? ¡Suscríbase!

 

Temas: Categorías: Ciencia