Redacción BLes – La sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA), fotografió un inmenso depósito de hielo perpetuo, en las tierras bajas del norte de Marte, cuando se cumple su 15.º aniversario de su inserción en órbita y, por ende, del comienzo de su programa científico.

Mientras que a principios de mes llamaba la atención internacional una misteriosa roca dorada encontrada por el vehículo explorador de la misión Insight de la NASA, ahora, después de haber registrado los primeros sonidos marcianos, la novedad nos llega desde el aire.

La imagen de alta resolución del impresionante cráter, llamado Korolev en honor al insigne ingeniero soviético, es una combinación de cinco instantáneas tomadas desde la nave espacial Mars Express que orbita el Planeta Rojo.

Esquema de los cinco rastreos de franjas orbitales que la sonda Mars Express llevó a cabo para la reconstrucción de la imagen del cráter Korolev.
Esquema de los cinco rastreos de franjas orbitales que la sonda Mars Express llevó a cabo para la reconstrucción de la imagen del cráter Korolev.

Al sur de la abertura se extiende un vasto terreno, conocido como Olympia Undae, “salpicado de dunas que rodea parte del polo norte del planeta”, describió la ESA.

La cavidad marciana, que se encuentra repleta de hielo, posee un diámetro de 82 kilómetros, y una profundidad cercana a los dos kilómetros en su parte central.

Vista panorámica del cráter marciano Korolev.
Vista panorámica del cráter marciano Korolev.

Los científicos destacaron que aunque el Planeta Rojo cuenta con distintas estaciones durante el año al igual que la Tierra, la subida de las temperaturas no parece afectar el hielo eterno del Korolev.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia