La imagen más profunda del Universo nunca antes vista ha sido reprocesada con la última tecnología disponible, y los detalles revelados, imposibles de apreciar cuando se tomó, son sorprendentes para los científicos.

Las capturas fueron tomadas inicialmente con el telescopio Hubble, en el año 2012, y los investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias dedicaron tres años a la producción de la nueva versión de la imagen, aplicando los recursos tecnológicos más recientes, según el Daily Mail del 26 de enero.

Qué muestra la imagen más profunda del universo nunca antes vista
La imagen más profunda del Universo nunca antes vista

Alejandro S. Borlaff, el director del proyecto dijo que “Lo que hemos hecho es volver al archivo de las imágenes originales, observadas directamente por el HST, y mejorar el proceso de combinación, buscando la mejor calidad de imagen no sólo para las galaxias más pequeñas más distantes sino también para las regiones extendidas de las galaxias más grandes”.

La vista, el llamado Campo Ultra Profundo de Hubble, contiene alrededor de 10.000 galaxias, y recopila más de 230 horas de observaciones y superponiendo cientos de imágenes capturadas con la ‘Wide Field Camera 3’ (WFC3) del Telescopio Espacial Hubble.

Qué muestra la imagen más profunda del universo nunca antes vista
El Telescopio Espacial Hubble.

 Se incluyen galaxias de varias edades, tamaños, formas y colores.

Las galaxias más pequeñas y rojas, unas 100, pueden estar entre las más distantes conocidas, existiendo cuando el universo tenía solo 800 millones de años de antigüedad.

Igualmente aparecen las galaxias más cercanas -las espirales y elípticas más grandes, brillantes y bien definidas- prosperaron hace unos mil millones de años, cuando el cosmos tenía 13 mil millones de años, destaca el mismo medio.

La WFC3 fue instalada en el año 2009 por astronautas después de 19 años de funcionamiento del Hubble, que había sido lanzado el 24 de abril de 1990, transportado por el transbordador espacial Discovery del Centro Espacial Kennedy en Florida, Estados Unidos.

“Lo más interesante desde mi punto de vista es que cuando vemos objetos en el Universo como una galaxia creemos que hay una frontera, que la galaxia se acaba en algún momento. Y, sin embargo, si continúas observando las galaxias no parecen tener fin, no parece que se acaben nunca, no hay un borde de las galaxias”, agregó Borlaff.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

Temas: Categorías: Ciencia