Redacción BLes – Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas ha descubierto una vieja galaxia que posee grandes cantidades de materia oscura y que son una prueba fundamental para los modelos de formación de galaxias, según afirman en un nuevo estudio publicado esta semana en The Astrophisical Journal. 

Desde que se descubrió la materia oscura en 1970 se había pensado que las galaxias no nacen originalmente con mucha de esta materia, sino que la van adquiriendo con el tiempo.

La materia oscura

Esta clase de materia, según el conocimiento científico hasta la fecha, no emite ningún tipo de luz, sin embargo, es detectable por su fuerza gravitatoria sobre otras materias. 

Estudios anteriores descubrieron que las galaxias creadas hace más de diez mil millones de años contenían niveles bajos de materia oscura.

Tras décadas de observaciones, se había concluido que en tiempos remotos, hace 10.000 millones de años, la cantidad de esta materia no era mucha y que las galaxias la fueron adquiriendo con el tiempo, como afirma un estudio publicado en la revista Nature en 2017, según relata la revista Muy Interesante.

Esto planteó una incógnita ¿de dónde vino entonces, ya que la materia oscura es tan abundante en las galaxias más jóvenes?

sta imagen compuesta de la polvorienta galaxia formadora de estrellas DSFG850.95 muestra estrellas jóvenes, vistas en azul desde el Telescopio Espacial Hubble, y polvo, vista en rojo por el Atacama Large Millimeter / submillimeter Array. Crédito: Patrick Drew (UT Austin) / STScI / ALMA
Esta imagen compuesta de la polvorienta galaxia formadora de estrellas DSFG850.95 muestra estrellas jóvenes, vistas en azul desde el Telescopio Espacial Hubble, y polvo, vista en rojo por el Atacama Large Millimeter / submillimeter Array. Crédito: Patrick Drew (UT Austin) / STScI / ALMA

Finalmente, el descubrimiento de esta antigua galaxia parece poner en jaque esa afirmación, ya que la galaxia descubierta por no solo tiene gran cantidad de materia oscura, sino que es muy antigua, está a 9.000 millones de años de distancia. 

DSFG850.95 es una galaxia de disco masivo y se ve desde la Tierra en un ángulo que permitió al equipo medir la velocidad de su rotación en diferentes radios y es esta curva de rotación la que se usa para determinar la cantidad de materia oscura que contiene una galaxia. 

En este caso, el equipo encontró cantidades similares de materia oscura en comparación con galaxias más jóvenes como la nuestra.

Un descubrimiento “casual”

Patrick Drew, y su asesor, el profesor Caitlin Casey estaban estudiando las llamadas “galaxias con formación de estrellas polvorientas” e intentando comprender por qué estas lejanas galaxias producen tantas estrellas con la ayuda del telescopio Keck en Hawaii, cuando repararon en esta antigua galaxia. 

Los hallazgos significan que la materia oscura debería haber tenido el mismo efecto en las galaxias desde el Big Bang hasta el presente. Eso ayuda a las teorías actuales sobre cómo se forman las galaxias, ya que los científicos aún tenían que responder por qué los niveles de materia oscura habrían aumentado con el tiempo.

La conclusión, dice Drew, es que “esta galaxia hace lo que se espera de galaxias como esta y es la primera confirmación sólida de que lo que sucede en estas galaxias en el universo actual es lo mismo que sucedió en el universo primitivo”, asegura. 

Ir a la portada de BLes