Redacción BLes – Algo muy extraño está sucediendo con Ultima Thule, el objeto en el cinturón de Kuiper en Plutón, al que se dirige la sonda de la NASA New Horizons, reveló la agencia espacial. 

Entre sus observaciones de aproximación en los últimos tres meses, la nave espacial ha estado tomando cientos de imágenes para medir el brillo de Ultima y cómo varía a medida que el objeto gira, explican los científicos en un comunicado.

Esas mediciones han producido el primer misterio de la misión sobre Ultima. A pesar de que los científicos determinaron en 2017 que Última no tiene la forma de una esfera, sino que probablemente sea alargado o incluso dos objetos, no han visto las pulsaciones repetidas en brillo que esperaban de un objeto giratorio de esa forma. 

La variación periódica del brillo durante cada rotación produce lo que los científicos denominan una curva de luz. 

“Es realmente un rompecabezas”, dijo el investigador principal de New Horizons, Alan Stern, del Southwest Research Institute. “Lo llamo el primer rompecabezas de Ultima: ¿por qué tiene una curva de luz tan pequeña que ni siquiera podemos detectarla? Esperaba que las imágenes detalladas del sobrevuelo llegaran pronto para darnos muchos más misterios, pero no esperaba ni esto ni tan pronto”, afirma el científico. 

“Es posible que el polo de rotación de Ultima esté orientado hacia la nave espacial o cerca de ella”, dijo Marc Buie, también del Southwest Research Institute. Esa explicación es natural, dijo, pero requiere la circunstancia especial de una orientación particular de Ultima.

“Otra explicación”, dijo Mark Showalter del Instituto SETI, “es que Ultima puede estar rodeada por una nube de polvo que oscurece su curva de luz, de la misma manera que el coma [nebulosa alrededor del núcleo] de un cometa a menudo supera la luz reflejada por su núcleo central”.

Esta imagen compuesta de Ultima Thule se tomó solo 33 horas antes de la maniobra de corrección de rumbo del 2 de diciembre que ajustó la trayectoria de New Horizons para su sobrevuelo de Año Nuevo.
Esta imagen compuesta de Ultima Thule se tomó solo 33 horas antes de la maniobra de corrección de rumbo del 2 de diciembre que ajustó la trayectoria de New Horizons para su sobrevuelo de Año Nuevo.

Esa explicación es plausible, agregó Showalter, pero tal coma requeriría una fuente de calor para generarla, y Ultima es oscura y fría ya que está demasiado lejos y solo recibe una débil luz del Sol.

“Un escenario aún más extraño es uno en el que Ultima está rodeada por muchas lunas diminutas y rotas”, sugiere Anne Verbiscer, científica asistente del proyecto New Horizons, de la Universidad de Virginia.

“Si cada luna tiene su propia curva de luz, entonces juntas podrían crear una superposición mezclada de curvas de luz que hacen que se vea a New Horizons como si Ultima tuviera una pequeña curva de luz”, continuó.

Si bien esa explicación también es plausible, agrega, no tendría precedente en todos los otros cuerpos de nuestro sistema solar.

Entonces, ¿cuál es la respuesta?

“Es difícil decir cuál de estas ideas es la correcta”, asegura Stern. “Quizás sea algo que ni siquiera hayamos pensado. En cualquier caso, llegaremos al fondo de este rompecabezas pronto”.

New Horizons volará sobre Ultima y tomará imágenes de alta resolución el 31 de diciembre y el 1 de enero y “la primera de esas imágenes estará disponible en la Tierra solo un día después”, afirmó el experto.

“Cuando veamos esas imágenes de alta resolución, sabremos la respuesta al misterio de Ultima, la resolución del primer enigma. ¡Manténganse atentos!”, recomienda. 

Los ingenieros de la NASA despertaron en junio la sonda New Horizons, protagonista del espectacular sobrevuelo de Plutón y Caronte en 2015, para sobrevolar Ultima Thule, un objeto celestial remoto de la Banda de Kuiper.

Esta será la exploración del objeto más lejano en el sistema solar que la humanidad haya emprendido, y uno de los más primitivos.

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Ciencia