Redacción BLes – Un equipo de científicos europeos y norteamericanos descubrió en febrero de este año un depósito de fósiles que podría arrojar luz sobre lo que ocurrió poco después de que impactara en Chicxulub, México, el meteorito de 12 kilómetros de diámetro que supuestamente llevó a la extinción a los dinosaurios hace unos 66 millones de años.

Los investigadores señalaron en una publicación de la revista científica PNAS que el yacimiento de Tanis, en Dakota del Norte, Estados Unidos, podría ayudar a “decodificar” los efectos devastadores que causó aquel impacto.

El lugar situado en la formación Hell Creek, en Montana, proporciona una “instantánea posterior al impacto, que incluye la acumulación de ‘eyectas’ y la muerte en masa de la fauna, lo que aumenta nuestra comprensión de los efectos inmediatos del impacto de Chicxulub”, destacaron los especialistas.

[El asteroide que extinguió a los dinosaurios habría generado un tsunami de cientos de metros, según un estudio]

Según parece, los trabajos previos pese a ser extensos “están mal resueltos”. En la nueva investigación, de acuerdo a los fósiles hallados, entre los que se encuentran restos de árboles y peces que contienen fragmentos del meteorito incrustados en sus branquias, hallaron las marcas del fuerte oleaje que los arrastró y comprimió en el depósito de Tanis.

La fauna prensada en las paredes del depósito se debió posiblemente al efecto de una inmensa ola y un terremoto de 11 grados en la escala Richter provocados simultáneamente por el impacto que modeló el cráter de Chicxulub, en la península mexicana de Yucatán, pese a haber unos 3.000 kilómetros de distancia entre los dos lugares.

[Un pescador atrapó a una extraña criatura “parecida a un dinosaurio”]

En cuanto a los efectos, opinaron que el evento marcó “el final del Cretácico y el inicio de profundos cambios climáticos a escala planetaria que iniciaron una extinción masiva en el primer Cenozoico”.

En esa línea, aseguraron que el sitio de Tanis documenta un paquete de sedimentos turbulentamente depositado y emplazado aproximadamente una hora después del tremendo impacto.

“Un conjunto de tipos de eyectas, incluyendo las esférulas de eyectas preservadas dentro de los sedimentos del depósito (capturadas por las branquias de los peces enterrados dentro del depósito y preservadas como esférulas vítreas inalteradas incrustadas en el ámbar), indican que la deposición ocurrió poco después de un impacto importante de bólidos”, destacó el informe de la investigación liderada por Robert A. De Palma, científico de la Universidad de Kansas.

Los científicos también descubrieron una capa de iridio -elemento que predomina en la composición de los meteoritos- que podría relacionarlo directamente con el evento de Chicxulub, de acuerdo a uno de sus coautores, el geólogo californiano Walter Álvarez, que contribuyó a elaborar la teoría de la extinción a partir del impacto del asteroide.

“Cuando propusimos la hipótesis del impacto para explicar la gran extinción, se basaba solo en el hallazgo de una concentración anómala de iridio, que suele ser la huella de un asteroide o cometa”, señaló Álvarez a BBC, quien junto a su padre contribuyó a elaborar la teoría de la extinción de los dinosaurios a partir del descomunal impacto de un meteorito.

“Desde entonces, se ha ido acumulando evidencia gradualmente”, determinó. “Este es ahora uno de los sitios más importantes del mundo”, apuntilló a su vez, Phil Manning, miembro del equipo y científico de la Universidad de Manchester, Reino Unido. “Si quieres entender realmente cómo fue el último día de los dinosaurios, éste es el lugar”, concluyó.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. El asteroide que extinguió a los dinosaurios habría generado un tsunami de cientos de metros, según un estudio.

. Un pescador atrapó a una extraña criatura “parecida a un dinosaurio”.

. Los huevos de dinosaurio hallados intactos durante una obra pública en China.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia