Redacción BLes – De cara a los fenómenos naturales que son una potencial amenaza para la humanidad, el escritor Paul Seaburn ha retomado las recientes advertencias dadas por un científico quien habló sobre el inminente riesgo que se esconde bajo el suelo de Yellowstone, un supervolcán con una capacidad altamente destructiva.

En declaraciones con el portal WP Tech, Jerzy Zaba, profesor de ciencias geológicas y jefe del Departamento de Geología General en la Universidad de Silesia en Katowice, Polonia, alertó sobre la alta probabilidad de que se produzca una erupción en el ‘Superwulk’, (super volcán) ubicado en Yellowstone.

El supervolcán de Yellowstone tendría la capacidad de acabar con la vida de 5.000 millones de personas

El experto de origen polaco comparó la magnitud del evento natural con la mega erupción que tuvo lugar hace 74.000 millones de años en el monte Toba, ubicado en Sumatra, Indonesia.

De acuerdo con el diario ABC, el fenómeno de proporciones colosales causó una nube de ceniza de 800 kilómetros cúbicos además de provocar la formación de un cráter de unos 100 kilómetros de largo por 35 kilómetros de ancho, dando como resultado la formación del lago volcánico más grande del mundo.

El lago de Toba en Sumatra, Indonesia, es conocido como el lago volcánico más grande del mundo, formado hace unos 74.000 millones de años

En la Tierra también se han producido 42 super erupciones similares en un promedio de una vez en menos de un millón de años. El especialista indica que una súper erupción del volcán de Yellowstone tendría un impacto y alcance destructivo a gran escala que causaría efectos tanto en tierra como en el aire.

El super volcán, “destruiría la mayor parte de los Estados Unidos, los materiales desechados cubrirían todo con una capa de un metro de escombros en un radio de 500 kilómetros. Debido a la emisión de una gran cantidad de polvo, gases u óxido de azufre, habría un enfriamiento temporal del clima”.

El científico polaco añade que como resultado de la catástrofe natural se formaría alrededor del planeta una fina capa de ácido sulfúrico producida por la acumulación de óxido de azufre, la presencia de este compuesto en el aire se prolongaría durante años, provocando la muerte de al menos cinco mil millones de personas.

Por su parte, una vez la NASA comenzó a tener en consideración a la eventual catástrofe, buscó una posible solución con la cual pudiese contener los efectos devastadores del supervolcán, llegando a plantear la idea de enfriarlo de arriba hacia abajo.

Es decir; para alcanzar ese objetivo, la propuesta pretende construir un gran acueducto que ayude a filtrar una mayor cantidad de agua al interior del volcán, y para ello se perforarían hasta 10 kilómetros en dirección a su interior para luego bombear agua a alta presión.

La NASA habría planeado filtrar una gran cantidad de agua dentro del volcán como medida para contrarrestar una posible erupción

No obstante Zaba cree que estos planes simplemente no funcionarían debido al tamaño y el volumen del tanque de magma, y por otro lado el científico sostiene que no es en sí la explosión lo que nos mataría sino la nube de polvo y escombros que serían arrojados.

En ese contexto, el profesor de la Universidad de Silecia agrega que para afrontar una nube de escombros sería necesario evacuar en un tiempo límite y reubicar a los millones de personas en otro continente, solo para tener que lidiar luego con la muerte de la flora y la fauna y el gravísimo problema provocado por el desabastecimiento de alimentos.

Si quieres conocer las 5 noticias más vistas del día de BLes.comhaz clic aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram. Aclaración: Se te enviará solamente un mensaje al día