Redacción Bles – Científicos rusos y noruegos detectaron radiactividad 100.000 veces superior a la normal en el submarino nuclear soviético que yacía hundido hace 30 años en el mar de mar de Barents, al noroeste de las costas de Noruega, en el Océano Ártico.

Según lo informado por TV2, el submarino K-278 Komsomolets era un sumergible de ataque con casco de titanio, propulsado por energía nuclear, capaz de bucear en bajas profundidades y equipado con dos torpedos que portaban ojivas nucleares.

El mismo permanece hundido desde 1989 a unos 1.665 metros de profundidad y ahora informan que emana enormes niveles de radiación.

Este domingo por la noche (Noruega), en una exhaustiva expedición por parte de los investigadores a bordo del buque de exploración ‘G.O. Sars’, comandando un mini-sub de control remoto, se tomaron muestras del agua de una tubería de ventilación en el submarino.

Hemos observado una especie de nube que sale de este agujero de vez en cuando. En relación con la prueba en la que medimos la contaminación, una nube salió del agujero. Esto puede indicar que la contaminación sale en pulsos“, dijo el Dr. Heldal.

Es entonces que hicieron una lectura impresionante: los niveles de radioactividad que son hasta “100.000 veces más altos que los del agua de mar normal“, según Hilde Elise Heldal, investigadora del Instituto Noruego de Investigación Marina y jefa de la expedición actual.

videoinfo__video2.bles.com||d727a51f8__

De todos modos, la especialista asegura que a pesar de que los niveles son demasiado altos, esto no supone un peligro para la pesca o los equipos de científicos que trabajan en el área.

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Temas: Categorías: Ciencia