Redacción BLes – El día lunes 7 de octubre se dieron a conocer nuevos y reveladores detalles relacionados con los asentamientos maya descubiertos en el 2018 con ayuda de la tecnología láser ‘Lidar’, la cual permitió cartografiar más de 61.000 construcciones pertenecientes a dicha civilización en Centroamérica.

El reciente hallazgo publicado en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Science), involucra un complejo sistema de riego de cultivos maya descubierto en Belice, el cual estaría conformado por una red de canales que se encuentran bajo el exuberante bosque.

La investigación encontró que bajo los árboles se halla la extensión de una red de canales de unos 14 kilómetros cuadrados, casi tres veces el centro de una ciudad como Madrid, según informó El País.

[El hallazgo de una ‘pepita de oro’ que años más tarde se descubrió que era un extraño meteorito]

Los investigadores que llevaron a cabo excavaciones en seis puntos distintos de la zona, descubrieron que aquellos asentamientos maya han presentado actividad desde hace unos 1200 años, en el periodo clásico. Como indica El País, durante ese periodo se habría presentado un máximo desarrollo de dicha civilización.

Los restos hallados más recientemente datan de una edad de 900 años, correspondiente con el periodo protoclásico, para entonce las grandes urbes de la cultura maya que ocuparon parte del sur de México, así como Guatemala y Belice, comenzaron a quedar sin habitantes hasta terminar inhóspitas de manera aún inexplicable.

Tim Beach, investigador de la Universidad de Texas en Austin, afirmó: “Es la primera vez que se demuestra la existencia de una gran extensión de cultivo y transporte de los mayas usando imagen láser y confirmándolo con pruebas arqueológicas y dataciones en el terreno”.

[Si su hijo es fanático de los dinosaurios, es posible que sea un genio]

De acuerdo con el artículo de investigación publicado en la revista científica, en una de las zonas de cultivo analizadas, conocida como Pájaros del Paraíso, se descubrió la red de canales entrecruzados de 71 kilómetros y 3 metros de
ancho. Los habitantes incluso podían pasar de un canal a otro y alcanzar el mar Caribe.

Acorde a lo señalado por El País, los mayas quemaban grandes hectáreas de bosques para ubicar a lo largo y ancho canales de riego junto con plantaciones de maíz, calabaza o aguacate, así como también el cultivo de mariscos. De acuerdo con los autores del estudio, dichas actividades habrían aumentado la emisión de dióxido de carbono y metano en aquellos tiempos.

Anabel Ford, directora del Centro de Investigación Mesoamericana de la Universidad de California en Santa Barbara, Estados Unidos, señaló que el hallazgo muestra un modelo de desarrollo diferente de las grandes urbes de la civilización maya. “Es un estudio muy convincente que demuestra la importancia de los cultivos mayas en humedales”, expresó Ford.

Por su parte, la coautora del estudio, Sheryl Luzzadder-Beach, afirmó: “Estos humedales perennes fueron muy atractivos durante las duras sequías mayas, pero estos también tuvieron que tener cuidado con la calidad del agua para mantener la productividad y la salud humana”.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. El hallazgo de una ‘pepita de oro’ que años más tarde se descubrió que era un extraño meteorito.

. Si su hijo es fanático de los dinosaurios, es posible que sea un genio.

. Qué es la falla de San Andrés y por qué provoca tanto temor en los científicos.

También te puede interesar: ‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero.

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Temas: Categorías: Ciencia