Redacción BLes – Esta noche seremos testigos de la primera lluvia de meteoros del recién estrenado 2019 cuando las Cuadrántidas, activas desde el 27 de diciembre, producirán uno de los espectáculos estelares más llamativos del año. 

Este fenómeno será uno de los más relevantes de este 2019 según la Sociedad Americana de Meteoros (AMS por sus siglas en inglés), aunque advierten que será difícil de observar, debido a que solo estará activo durante seis horas. 

El momento de mayor actividad se producirá a las 02:30 UTC del 4 de enero con hasta 100 meteoros por hora, lo que favorecerá a Europa, África del Norte y el extremo oeste de Asia.

Esto significa que caerá un meteoro cada cuatro minutos, algunos de ellos muy brillantes y espectaculares.

Se recomienda para la observación de estos espectáculos naturales, situarse en un lugar oscuro, alejado de la contaminación lumínica y con horizontes despejados.

Sin embargo, los observadores situados en otras partes del mundo pueden esperar alrededor de 25 bólidos por hora, en el mejor de los casos. 

¿Por qué se producen las lluvias de estrellas? 

Las llamadas «estrellas fugaces» no son más que pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que se desprenden de los cometas mientras orbitan alrededor del Sol.

La Tierra en su movimiento de traslación alrededor del Sol se cruza con estas partículas que se desintegran al contacto con la atmósfera terrestre produciendo un trazo luminoso que cruza el cielo rápidamente, explica Astroafición.

El nombre “Cuadrántidas” proviene de Quadrans Muralis, una antigua constelación creada en 1795 por el astrónomo francés Jérôme Lalande.

A diferencia de la mayoría de las lluvias de meteoros que se originan en cometas, las Cuadrántidas aparecen por medio de un asteroide, el 2003 EH1.

Este tarda 5,52 años en completar una vuelta alrededor del Sol y los expertos piensan que podría tratarse de un “cometa muerto” o un nuevo tipo de objeto que los astrónomos a veces llaman “cometa de roca”.

Estos meteoros tienen una velocidad comparable a las Líridas de abril, aunque son más lentos que las Perseidas y más rápidos que los Géminidas.

Desde el hemisferio sur, el radiante (el punto desde el que los meteoros parecen converger) se ubicará mucho más abajo en el cielo del norte, por lo que las tasas se reducirán considerablemente.

“Esta es su última oportunidad de presenciar una gran exhibición de meteoros en condiciones óptimas hasta principios de mayo. Si tu cielo está despejado ¡no te pierdas esta oportunidad!”, recomiendan desde la AMS. 

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados