Redacción BLes – El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), de Argentina, decidió llevar adelante un interesante proyecto que consiste en realizar un criadero de ‘vaquitas de San Antonio’ -también conocidas como mariquitas- con el objetivo de combatir las plagas en la agricultura.

Según la información proporcionada por el sitio Uno, la organización se centró en la efectiva función plaguicida que cumple con el medio ambiente, como una alternativa orgánica que no provoca contaminación.

Sótano de la Estación Experimental Agropecuaria, ubicada en el kilómetro 96 de la ex ruta 40 en San Carlos.

De acuerdo con lo que explican desde el INTA, durante el período de cosecha es común que se advierta la presencia de diferentes animales, insectos o plagas que ponen el peligro la sanidad de los alimentos. Sin embargo, existen algunos insectos que resultan beneficioso para el cuidado de los cultivos.

En este caso, la vaquita de San Antonio son insectos “predadores”, que se alimentan de los insectos dañinos y facilitan su control.

Se recrea un ambiente propicio para que los coccinélidos continúen con su desarrollo.

Este forma parte de un proyecto especial llevado a cabo por Silvina Panonto y Carla Chiandussi y que se incluye dentro de ‘Prohuerta‘, un programa para la promoción de prácticas productivas agroecológicas con el objetivo de integrarlas en la sociedad.

Las vaquitas de San Antonio se alimentan, principalmente, de pulgones y de ácaros.

El criadero de ‘mariquitas’ comenzó en junio del año pasado y se tuvo en cuenta a varias especies del insecto debido a los diferentes tipos de plaga que se puede atacar en los cultivos. 

El proyecto promete avanzar y convertirse en el sucesor definitivo de los plaguicidas industriales que tanto perjudican al medio ambiente.


Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados