Redacción BLes – Investigadores descubrieron en abril de este año fósiles de una ballena de cuatro patas que vivió en la costa sur de Perú, hace más de 40 millones de años.

El mamífero, que se estima que medía 4 metros de largo, fue bautizado como Peregocetus pacificus.

Esta ilustración muestra una reconstrucción artística de dos ejemplares de Peregocetus. (Crédito: A. Gennari)
Esta ilustración muestra una reconstrucción artística de dos ejemplares de Peregocetus. (Crédito: A. Gennari)

La presencia de pequeños cascos en los extremos de sus dedos y la morfología de sus caderas y extremidades ha llevado a los investigadores a creer que este mamífero prehistórico podría caminar sobre la tierra.

[Científicos descubren la “clave” que hace indestructibles a los “ositos de agua”]

“Este es el primer registro indiscutible de un esqueleto de ballena cuadrúpedo para todo el Océano Pacífico, probablemente el más antiguo de América y el más completo fuera de India y Pakistán”, dijo Olivier Lambert, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, en un comunicado.

Lambert continuó: “Al cavar alrededor de los huesos, nos dimos cuenta rápidamente que este era el esqueleto de una ballena cuadrúpeda, con ambas extremidades anteriores y extremidades posteriores”.

[Descubren una gigantesca red de canales de cultivo de la civilización maya ocultos bajo la selva]

Además de las cuatro extremidades, que brindaban la capacidad de caminar sobre la tierra y regresar al mar, es probable que Peregocetus también tuviera un hocico alargado y dientes para capturar a su presa. 

Los huesos del peregocetus, incluida la mandíbula con dientes, escápula, vértebras, elementos del esternón, pelvis y miembros anteriores y posteriores. Crédito: G. Bianucci.
Los huesos del Peregocetus, incluidos la mandíbula con dientes, escápula, vértebras, elementos del esternón, pelvis y miembros anteriores y posteriores. Crédito: G. Bianucci.

“El hocico moderadamente alargado -que tiene dientes anteriores robustos con esmalte notablemente adornado y muelas cortantes- sugiere que este protocétido de tamaño mediano fue capaz de atacar presas relativamente grandes, por ejemplo, peces grandes y huesudos, una interpretación respaldada por el incipiente desgaste dental”, dijo Lambert.

Los antiguos descubrimientos de ballenas han sido principalmente en India y Pakistán, pero el hallazgo de Peregocetus marca una nueva era para los investigadores, de acuerdo al especialista quien indicó que el equipo continuará estudiando los restos de otras ballenas y delfines en Perú.

“Seguiremos buscando en localidades con capas tan antiguas, e incluso más antiguas, que las de Playa Media Luna, para que los cetáceos anfibios más viejos puedan ser descubiertos en el futuro”, señaló Lambert.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. Científicos descubren la “clave” que hace indestructibles a los “ositos de agua”.

. Descubren una gigantesca red de canales de cultivo de la civilización maya ocultos bajo la selva.

. “Un bulldog volador”: El fotógrafo que captó la abeja más grande del mundo.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia