Redacción Bles – Hace 66 millones de años, entre el período Cretácico y Terciario, un enorme asteroide con energía equivalente a 10 mil millones de bombas atómicas, impactó en la Tierra contra el mar y provocó la quinta extinción masiva, según explicó el National Geographic.

Científicos de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos revelaron este lunes los resultados de una serie de nuevos estudios de la línea del tiempo y arrojaron detalles de lo que sucedió el último día en que los dinosaurios reinaron nuestro planeta.

Este golpe del asteroide, que impactó a poca distancia de la península de Yucatán, en México, desencadenó que al menos el 75% de las especies de plantas y animales del viejo mundo se extinguieran con el paso del tiempo.

[La NASA y la ESA unirán fuerzas para desviar la trayectoria de un asteroide]

El fuerte choque dejó un cráter y un conjunto de rocas derretidas sobre las placas de la Tierra, las cuales fueron analizadas por los científicos para entender lo que sucedió aquel devastador día.

El área donde cayó el asteroide en Yucatán, México dejó el cráter de Chicxulub.
El área donde cayó el asteroide en Yucatán, México dejó el cráter de Chicxulub.

Decir que estamos viendo algo que sucedió el día que ocurrió el impacto hace 66 millones de años, es un tipo de resolución que casi nunca vemos en geología”, dijo Jennifer Anderson, una geóloga experimental que estudia los cráteres de impacto en la Universidad Estatal de Winona. “Casi puedes tocar ese día. El nivel de detalle te deja boquiabierto“, agregó, citada por el National Geographic.

[Capturan una misteriosa bola de fuego verde surcando el cielo en EE. UU. y Canadá]

La explosión provocó que la vegetación de varios miles de kilómetros a la redonda se quemara, desencadenando también un tsunami gigante que arrastró toneladas de sedimentos hasta más de 2.000 kilómetros tierra adentro, al interior de Norteamérica.

Rápidamente la Tierra comenzó a oscurecerse debido a que el impacto liberó azufre a la atmósfera, lo que bloqueó la luz solar y causó un enfriamiento global que duró por mucho tiempo.

De acuerdo a lo que explican los especialistas, los dinosaurios “se achicharraron y luego se congelaron“, aunque “no todos murieron ese día“, dijo Sean Gulick, profesor de investigación en el Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas y autor principal del estudio.

La mayor parte del material que rellenó el cráter en las horas posteriores al impacto se habría originado en el mismo lugar del impacto, aunque también pueden haber sido arrastrado por el agua del océano que fluyó desde el Golfo de México.

Tras el choque, al menos 130 metros de espesor de material se formó en la zona del accidente, lo que ha permitido reconstruir los sucesos que tuvieron lugar dentro y fuera del cráter desde el momento del impacto hasta varias horas después.

Gracias al análisis meticuloso del núcleo rocoso, se pudo establecer que el asteroide llegó a la Tierra a 45.000 millas por hora, lo que afectó instantáneamente la vida en el planeta. El impacto probablemente emitió un destello de energía que encendió paisajes dentro de un radio de 1.448 kilómetros (900 millas).

En cierto modo, esto nos confirma lo que ya sabíamos, pero ahora los datos lo respaldan por primera vez“, dijo Kirk Johnson , director del Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian, citado por el mismo sitio.

Sigue leyendo:

.“Edscottite”: El misterioso mineral descubierto dentro de un meteorito.

.Sonda china encuentra una enigmática sustancia con “consistencia de gel” en el lado oscuro de la Luna.

.Astrónomos desconcertados por las ‘cadenas montañosas cósmicas’ que sobresalen por la Vía Láctea.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia