La compañía de Elon Musk, The Boring Company, presentó a la ciudad de Fort Lauderdale en junio un ambicioso plan que fue hecho público recientemente.

Se trata de unos túneles en donde utilizarían Teslas autónomos como una forma de transporte público, trasladando a los pasajeros al este y al oeste desde la estación Brightline hasta la famosa intersección frente a la playa de Las Olas y A1A.

Desde que lo conoció, el alcalde Dean Trantalis ha estado defendiendo el proyecto durante meses, diciendo que los túneles subterráneos podrían ser una forma de aliviar el dolor del atasco en el centro y sacar más autos de la carretera.

Así es como funcionarían las cosas, según los detalles presentados en los documentos de The Boring Co. y las entrevistas con los funcionarios de la ciudad.

El circuito Las Olas del plan enviaría a los pasajeros a través de un par de túneles de 2.7 millas que abarcan varias cuadras debajo de Las Olas, con hasta cinco paradas, que conducen hasta la playa. Teslas aceleraba de 50 a 70 mph, reduciendo la velocidad en las curvas. Contó Arcamax.

“Calculamos que el viaje de un extremo al otro será de tres a cuatro minutos”, dijo Trantalis, y agregó: “No será solo una cueva oscura. Habrá luces. Habrá música. Puede haber una narración: ‘Bienvenidos a Fort Lauderdale’, hablando de quiénes somos”. Los pasajeros también podrán usar sus teléfonos celulares durante el viaje.

Luis Morales – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.