Redacción BLes– Según informó en un comunicado de prensa del Departamento de Estado, Estados Unidos emitió el martes importantes sanciones contra un ciudadano chino, Zhang Taotao, presuntamente “uno de los narcotraficantes más importantes del mundo”, según el informe.

Taotao y la entidad con sede en Hong Kong Allyrise Technology Group Co., Limited, fueron designadas de conformidad con la Ley de designación de cabecillas de narcóticos extranjeros (Ley de Cabecillas) por su papel en el tráfico internacional de drogas. 

Una imagen publicada por el Departamento del Tesoro de los EE.UU. que identifica al ciudadano chino Zhang Taotao y su red de drogas. (Departamento del Tesoro de los EE.UU.)

Según el comunicado, la acción de hoy es parte de un esfuerzo continuo de todo el gobierno para combatir la producción ilegal y el tráfico de fentanilo y otros opioides sintéticos producidos en la República Popular China, que se han cobrado la vida de cientos de miles de estadounidenses.

Taotao está acusado de enviar opioides sintéticos a los Estados Unidos a través de varias personas y servicios de transporte de carga, utilizando etiquetas falsas para disfrazar el contenido del paquete y evitar la incautación por parte de las autoridades. Allyrise Technology Group Co.Limited, fue designada por ser propiedad, estar bajo el control, la dirección o la actuación de Zhang TaoTao, o a su nombre

Una vez que se recibe un paquete en los Estados Unidos, los distribuidores locales introducen fentanilo en píldoras farmacéuticas falsificadas para su posterior distribución y consumo interno..

El Departamento de Estado asegura que las designaciones de hoy, son parte de un amplio esfuerzo de los Estados Unidos para interrumpir y disuadir a las organizaciones de tráfico de drogas, de comprar precursores químicos ilícitos de la República Popular China, usar esos precursores para fabricar fentanilo y traficar con los productos terminados a los Estados Unidos.

A su vez en el comunicado realiza una solicitud expresa al régimen comunista chino que acelera los esfuerzos para regular su industria química y reducir la desviación de precursores hacia el mercado negro internacional.

Según el Secretario de Estado Mike Pompeo, seguirá utilizando todas las herramientas disponibles para combatir el tráfico de drogas a nivel mundial, incluso a través de programas que buscan interrumpir y disuadir el tráfico de drogas ilícitas y las redes de delincuencia organizada transnacional, como las designaciones Kingpin y los programas de recompensas de narcóticos y delincuencia organizada transnacional del Departamento de Estado

La lucha contra el Fentanilo fue uno de los grandes objetivos que se planteó el presidente Trump desde el inicio de su gestión. Muestra de eso es que el fentanilo procedente de China, representó el 97 por ciento de la droga incautada de los servicios de correo internacional por las fuerzas del orden de los Estados Unidos en los años fiscales 2016 y 2017, según la Drug Enforcement Administration.

El presidente Trump, en su cuenta de Twitter, apuntó contra las autoridades chinas en agosto del año pasado respecto a su exportación de Fentanilo: “Estoy ordenando a todos los transportistas, incluidos Fed Ex, Amazon, UPS y la oficina de correos, que BUSQUEN Y RECHAZEN, ….todas las entregas de fentanilo desde China (¡o cualquier otro lugar!). El fentanilo mata a 100.000 estadounidenses al año. El presidente Xi dijo que esto se detendría, pero no lo hizo.”

La lucha que queda por delante no es sencilla. Del otro lado del Océano, está el país productor más grande del mundo de Fentanilo, China. Si bién la producción de drogas allí es ilegal y está penada, no lo sería la producción de Fentanilo, que utilizando un vacío legal, se aprueba su producción considerándolo como una droga de uso medicinal.

Andrés Vacca – BLes.com