Un inusual hallazgo fue realizado por un grupo de investigadores en la isla de Ross, ubicada en la Antártida.

Se trata de un grupo de científicos de Nueva Zelanda, de la organización Antarctic Heritage Trust, que encontró un saco de cebollas que al menos tiene cien años en una antigua cabaña llamada Discovery, según contaron en Facebook.

No obstante, lo más sorprendente no es el descubrimiento en sí, sino que lo es el hecho que las cebollas conservan su apariencia sin señales de moho. “No tienen moho”, aseguran y detallan: “Están arrugadas pero son claramente identificables. Su tinte rosado incluso hace que sea fácil darse cuenta de que son cebollas rosadas”.

En la imagen, publicada hace menos de una semana, se pueden ver a algunas de las cebollas dentro del saco que yace en una esquina de refugio, el que fue edificado en 1901 y que se restauró en la década del 60, siendo habitada desde 1987 por los científicos.

En detalle, la cabaña Discovery fue habitada a inicios de siglo XX por Robert Falcon Scott, un comandante de la marina que lideró dos expediciones al frío lugar.

Revisa aquí algunas imágenes

nzaht.org
nzaht.org
nzaht.org
nzaht.org
nzaht.org
nzaht.org

Fuente: BioBiochile.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Categorías: Ciencia

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.