En el Soyuz van tres misiones; además de Cheops, el cohete pondrá en órbita el primer satélite de la constelación Cosmo-SkyMed de la agencia italiana del espacio y tres CubeSats europeos, pequeños satélites. Cerca de 4.000 exoplanetas, que orbitan en torno a una estrella diferente al Sol, han sido detectados desde el descubrimiento del primero, 51 Pegasi b, hace 24 años.

El objetivo de Cheops (CHaracterising ExOPlanet Satellite) no es encontrar nuevos exoplanetas sino analizar los que ya están identificados para intentar comprender de qué están hechos. Actualmente se estima que en la galaxia hay al menos tantos planetas como estrellas, es decir, cerca de 100.000 millones.

“Queremos superar la estadística y estudiarlas detalladamente”, explicó a la AFP David Ehrenreich, responsable científico de la misión Cheops dirigida por Suiza y la Agencia Espacial Europea (ESA). Evidentemente no todas. Pero Cheops va a observar unas 500 y hacer “una foto de familia de los explanetas”, cuenta Günther Hasinger, director de programas científicos de ESA.

Eclipses sirven para obtener datos de tamaño, radio y luz

¿Cómo? Observando los exoplanetas cuando pasan delante de su estrella y crean una especie de minieclipse. Al comparar la luz emitida por la estrella antes, durante y después del tránsito del planeta, los astrofísicos podrán deducir el tamaño y el radio del planeta, con una precisión inédita.

Estos nuevos datos, combinados con informaciones recabadas por telescopios en la Tierra sobre la masa, permitirán medir la densidad, parámetro esencial para determinar la composición del planeta. Un criterio fundamental para definir la probabilidad de que un planeta pueda albergar vida. “La misión también permitirá medir la cantidad de luz que reflectan los planetas. Con el análisis de esta luz se puede tener una idea de la estructura de la atmósfera o de la superficie”, explica a la AFP Didier Queloz, Premio Nobel 2019 de Física.

¿Se podrá detectar vida en otro planeta?

“No es algo que se va a resolver con Cheops, pero para comprender elorigen de la vida, hay que comprender la geofísica de estos planetas”, añade Queloz. “Es como si tuviéramos una gran escalera, se empieza por el primer escalón. Son necesarios muchos parámetros para que la vida sea posible”, recuerda Günther Hasinger.

“El lanzamiento es un momento importante, una etapa emocional pero el momento mágico para nosotros será cuando los datos empiecen a llegar”, dice Queloz. Lo que no debería demorarse, según ESA, que estima que los “primeros resultados de Cheops deberían llegar rápidamente, en algunos meses”.

Fuente: DW

Te puede interesar: ¿Divulgación OVNI cada vez más cerca?

videoinfo__video2.bles.com||2313252f5__

Ad will display in 09 seconds