Mediante la termografía infrarroja, los científicos detectan la energía emitida por un objeto convirtiéndola en temperatura. Muestra una imagen de la distribución de la temperatura, permitiendo a los expertos identificar los objetos que están ocultos.

Los expertos también utilizan exploraciones 3D con láser. Los láser rebotan pulsos estrechos de la luz de los interiores de una estructura con el fin de crear un mapa detallado. Una vez que los expertos completen el escaneado, los datos obtenidos se pueden convertir en un modelo 3D extremadamente detallado.

Y por último pero no menos importante, los científicos utilizan detectores de rayos cósmicos. Esto permite a los científicos detectar los muones que se crean cuando los rayos cósmicos chocan contra la atmósfera de nuestro planeta. Los muones son completamente inofensivos y pasan por la gente y los edificios con facilidad.

Muons pasan a través de la roca y otros materiales densos, pero con el tiempo ralentizar y llegar a una parada. Los científicos quieren atrapar muones después de haber viajado a través de una estructura -como una pirámide- y medir sus trayectorias y energía. Esto puede ayudar a los científicos a crear una imagen 3D que pueda revelar cámaras ocultas.

Los investigadores con ScanPyramids esperan resolver numerosos enigmas que rodean a la Gran Pirámide.

Fuente: Miami Diario.

Te puede interesar: El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa

videoinfo__video2.bles.com||d7da7b8ab__

Ad will display in 09 seconds