La cápsula de descenso tocó Tierra a las 05.16 GMT al sureste de la ciudad kazaja de Zhezkazgán con el cosmonauta Oleg Skrípochka y los astronautas estadounidenses de la NASA Andrew Morgan y Jessica Meir a bordo, según informó la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Se trata del primer regreso a la Tierra de una tripulación de la EEI desde que la Organización Mundial para la Salud (OMS) declaró en marzo la pandemia global del virus del PCCh (Partido Comunista Chino)

Debido a las limitaciones técnicas relacionadas con la situación epidemiológica, el descenso no fue mostrado en directo desde el lugar del aterrizaje como suele ser habitual.

Medidas sanitarias

También la ceremonia de bienvenida fue más sobria que en otras ocasiones debido a las estrictas precauciones introducidas por la virus del PCCh.

Los contactos con el equipo quedaron reducidos al mínimo necesario y todos los equipos de búsqueda y rescate desplegados para recibir a los tripulantes fueron previamente sometidos a pruebas de virus del PCCh, según la agencia Interfax.

El lugar de partida de los astronautas hacia sus países de residencia también fue modificado, ya que el aeropuerto utilizado habitualmente, el de Karaganda, está cerrado como otros cientos de aeropuertos en el mundo. Por ello, Skriposhka volverá a Rusia a bordo de un avión que partirá del cosmódromo de Baikonur. Por su parte, los astronautas de la NASA regresarán a Estados Unidos a bordo de un avión desde la ciudad de Kyzylorda, tras un viaje de varias horas en auto.

Fuente : DW.

Le puede interesar: Políticos italianos descubren la verdadera cara del PCCh