Redacción BLes– Arqueólogos de Israel han desenterrado recientemente un retrete privado de 2.700 años de antigüedad que solía ser elegante en su época.

El antiguo cubículo de aseo formaba parte de una excavación en una antigua mansión real de Jerusalén que tiene vistas al yacimiento arqueológico de la Ciudad de David y al Monte del Templo, informó la CNN desde la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA).

Se trata de un hallazgo poco frecuente para los arqueólogos, ya que los baños privados eran un privilegio reservado sólo a la élite en la época de los reyes de Judá, hace miles de años.

“Se trata de un hallazgo muy raro porque es algo que sólo tenía la gente rica”, dijo el director de la excavación, Yaakov Billig, quien señaló que sólo se han encontrado unos pocos en Israel y Jerusalén.

Situado encima de una fosa séptica en una cabina rectangular hay un retrete tallado en piedra caliza, que tiene un asiento cómodo y un agujero en el centro, dijo el IAA.

“Así que quien se sentara allí estaría muy cómodo”, dijo Billig.

Según Live Science, el equipo de excavación también encontró entre 30 y 40 cuencos, que Billig cree que se utilizaban para contener aceite aromático o incienso para refrescar las instalaciones.

Debajo del tanque quedaron un puñado de cerámica y huesos de animales. Los expertos han recogido muestras de los materiales, incluida la tierra bajo el tanque, para descubrir más sobre los estilos de vida, las dietas y las enfermedades.

Cerca del retrete, los arqueólogos encontraron árboles ornamentales, árboles frutales, plantas acuáticas y otros rastros de jardín. Luego, mirando a mayor escala, vieron capiteles de piedra con tallas típicas de la época, además de marcos de ventanas y barandillas.

Los arqueólogos también encontraron piedras con tallas típicas de la época, el 7 de octubre de 2021 (Ciudad de Judá/Captura de YouTube)

“Es fascinante ver cómo algo que hoy nos resulta obvio, como los retretes, era un artículo de lujo durante el reinado de los reyes de Judá”, dijo el director del IAA, Eli Eskosido, según un comunicado de prensa. “Jerusalén nunca deja de sorprender”.

La CNN informó desde el IAA que la finca real funcionó durante la conclusión del período de los reyes de Judá, que se remonta al siglo VII a.C. antes de que Israel fuera derrotado por los asirios.

“Uno sólo puede imaginar la impresionante vista. Estoy convencido de que el glorioso pasado de la ciudad seguirá revelándose en el futuro y nos permitirá experimentar y aprender sobre nuestro pasado”, dijo Eskosido.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.