Hay una planta costera tóxica que se llama árbol de la muerte, manzanillo de playa o manzanilla de la muerte.

El nombre se deriva de la palabra española manzanilla, que significa “manzana pequeña”. En los Everglades de Florida y la costa del Caribe también se le llama “manzanilla de playa”, reportó NY Post.

El Libro de Guinness World Records clasifica esta planta como el árbol más peligroso del mundo. Todas las partes de este árbol, incluida la fruta, son venenosas.

Es posible que haya visto uno: a menudo están acompañados de señales de advertencia y una banda roja brillante pintada alrededor de su tronco, como una alerta para todos los que pasan cerca.

Si bien no todos los árboles de este tipo están pintados de esta manera, siempre requieren una advertencia, porque son una de las especies de plantas más peligrosas que existen.

El árbol tiene hojas brillantes y pequeñas frutas que parecen apetitosas. Sin embargo, no se engañe: cada parte del árbol de la muerte es venenosa.

La fruta es tóxica y la savia de las hojas y los tallos también lo es. Si se tocan, los irritantes que se encuentran en la savia de este árbol pueden producir inflamación y ampollas dolorosas en la piel.

Se advierte a los transeúntes que no se paren debajo del árbol cuando llueve, ya que el agua que gotea puede transferir toxinas del árbol a cualquier persona cercana.

Y finalmente, se sabe que la quema de la corteza de la manzanilla de la muerte causa irritación, incluso ceguera, debido a las cenizas venenosas en el aire.

 Fuente: miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.