Redacción BLesJapón, liderado por su presidente Fumio Kishida, ha desarrollado una serie de “asociaciones de defensa” con distintos países occidentales con el objetivo común de imponer una resistencia ante los atropellos del régimen comunista chino.

En medio de una escalada de tensión diplomática, hay grandes posibilidades de que el mandatario japonés se reúna con su par comunista Xi Jinping durante la cumbre APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Tailandia o la del G20 en Indonesia, ambas ésta semana. 

De concretarse la reunión, sería el primer encuentro en persona de ambos líderes políticos. Si bien el nombre de Kishida no figura en la lista oficial de los líderes que anunció el Partido Comunista Chino (PCCh) que se reunirán con Xi, el entorno de Kishida anunció que se estaba coordinando un encuentro entre ambos.

Lo más probable es que de darse una reunión sea durante la cumbre de Apec en Tailandia entre el 14 y el 18 de noviembre, aunque no se descarta que el encuentro sea en la cumbre de las 20 potencias más importantes del mundo la cual se superpone entre los días 15 y 16 del mismo mes.

Según trascendió, Kishida, que asumió la presidencia de Japón en septiembre pasado, en caso de reunirse buscará transmitir a Xi la necesidad de que ambos países desarrollen  una relación “constructiva y estable”, aunque no dejaría de transmitir su preocupación por la situación de su socio Taiwán.

La relación bilateral entre ambos países está marcada por una historia de guerra y disputas territoriales. Pero la creciente rivalidad geopolítica llevó la relación a su peor momento en varias décadas.

Tokio y Beijing están en desacuerdo sobre distintos reclamos territoriales en el Mar de China Oriental. Pero además, el régimen chino ha demostrado su ira contra Japón luego de que sus autoridades se posicionaron firmemente del lado de Taiwán ante las constantes amenazas de invasión del PCCh, lo que terminó de agravar la crisis diplomática.

Recientemente Japón ha profundizado sus lazos con la OTAN y el resto de las potencias occidentales, alejándose aún más del régimen comunista chino.

A tal punto fue el acercamiento de Japón a Occidente que el 4 de noviembre Tokio anunció que se uniría a la plataforma de defensa de ciberseguridad de la OTAN, luego de participar en junio por primera vez en una cumbre de la alianza.

La reacción del régimen no tardó en llegar, y como era de esperar sus funcionarios criticaron la medida y cuestionaron a la OTAN por “expandirse a Asia-Pacífico”.

Zhao Lijian, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, instó a Japón a “aprender de la historia” y no dañar la confianza del régimen.

Japón afianza sus relaciones con Estados Unidos y Corea del Sur

Mientras las relaciones de occidente y el régimen chino se tensan cada vez más, los países fuertes de Asia, a pesar de las amenazas del régimen, optan por acercarse a Occidente.

Tal es el caso de Japón y Corea del Sur, quienes durante el último fin de semana reforzaron su alianza militar con los Estados Unidos a fin de enfrentar los riesgos de ataques con armas nucleares de Corea del Norte, aliado incondicional del régimen chino, informaron los medios japoneses.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, y sus pares de Estados Unidos y Corea del Sur, Joe Biden y Yoon Suk Yeol, emitieron una declaración conjunta sobre la “asociación trilateral para el Indo-Pacífico” el domingo luego de reunirse en Phnom Penh, Tailandia, en el marco de la cumbre APEC.

Además de citar la preocupación por los misiles balísticos disparados por Corea del Norte, el comunicado mencionó las amenazas del régimen comunista chino sobre la posible invasión a Taiwán. 

Durante la misma jornada del encuentro, Kishida dijo a los líderes asiáticos de la convención que el régimen chino está tomando cada vez más acciones que infringen la soberanía de Japón y aumentan las tensiones en la región. 

Japón y Australia anuncian un acuerdo de seguridad que apunta al régimen chino

En octubre pasado, Kishida, viajó a Perth, Australia, donde se reunió con su homólogo Anthony Albanese con el objetivo de firmar una nueva declaración de seguridad entre ambas naciones, actualizando un acuerdo anterior de hace 15 años.

El documento original del año 2007 fue firmado por el entonces primer ministro japonés Shinzo Abe y el primer ministro australiano John Howard, en el cual se destacaban los intereses estratégicos comunes y los beneficios de seguridad incorporados en sus respectivas relaciones de alianza con Estados Unidos.

En ese entonces el acuerdo centraba sus preocupaciones en el desarrollo nuclear y de misiles de Corea del Norte. Ahora, la preocupación está centrada en el desarrollo militar llevado a cabo por el régimen comunista chino durante los últimos 15 años y sus amenazas constantes de atropello en la región. 

Las políticas de atropello del régimen chino en el Indo-Pacífico han causado que todos los países de la región disparen sus alarmas y se preparen para un posible enfrentamiento real. 

Japón y Australia, dos de los países de mayor peso son quienes llevan la delantera en preparativos de defensa, estrategias de guerra y alianzas con Occidente. 

Estados Unidos ha funcionado siempre como su garante en materia de seguridad. Por cierto, ambos países temen cualquier disminución del poder estadounidense porque la consecuencia inmediata sería el avance del régimen en el Indo-Pacífico.

En este contexto es que Australia y Japón buscan reforzar su posición cooperando más estrechamente entre sí frente a tales riesgos.

Evidentemente luego de los recientes discursos de Kishida y las alianzas estratégicas contra el régimen chino no es de esperar que las relaciones con Japón lleguen a una mejora inmediata luego de la posible reunión entre ambos líderes. 

Más aún a sabiendas que Xi Jinping acaba de iniciar un nuevo mandato por lo cual se supone que posee sustento suficiente como mantener las posturas rígidas del PCCh frente a sus “enemigos”.

Tal es así que si bien Tokio dio a entender que se efectuará una reunión con Xi, Beijing se ha negado hasta el momento a confirmar si tal encuentro será efectivo o no. 

Andrés Vacca –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.