Redacción BLesEl líder chino, Xi Jinping, transmitió el martes un mensaje al ejército del régimen comunista chino ordenando que se debe concentrar en fortalecer la preparación para el combate durante los próximos cinco años, argumentando que las incertidumbres a nivel nacional y en el extranjero podrían generar escenarios de conflicto y asumiendo que el régimen estaría dispuesto a protagonizar enfrentamientos armados en el corto plazo.

Xi, quien encabeza la Comisión Militar Central, declaró en un panel de discusión al que asistieron representantes de las fuerzas armadas durante las sesiones legislativas anuales en Beijing, que el ejército de China debe estar “preparado para responder” a situaciones complejas mientras el país enfrenta desafíos de seguridad.

“La situación de seguridad actual de nuestro país es en gran parte inestable e incierta”, dijo Xi, según reportó South China Morning Post. “Todo el ejército debe coordinar la relación entre el desarrollo de capacidades y la preparación para el combate, estar preparado para responder a una variedad de situaciones complejas y difíciles en cualquier momento, salvaguardar resueltamente la soberanía nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo y brindar un fuerte apoyo para la construcción integral de un estado socialista moderno”.

Según las declaraciones de Xi, asegurar que las fuerzas armadas chinas esten preparadas para la guerra debería ser el principal objetivo del departamento militar del país, lo cual llamó la atención de la comunidad internacional y despertó señales de alerta.

Xi también enfatizó la necesidad de “disuasión estratégica de alto nivel y un sistema de combate conjunto”, y desarrollar aún más innovación tecnológica en el ejército.

Las declaraciones del presidente se produjeron después de que el ministro de Defensa, el general Wei Fenghe, solicitara el sábado que las fuerzas armadas impulsaran la preparación para el combate, argumentando que la seguridad nacional del régimen chino había “entrado en una fase de alto riesgo”.

Le recomendamos:

“Nos enfrentamos a tareas cada vez mayores en la defensa nacional y debemos mejorar de manera integral el entrenamiento militar y la preparación para la batalla a fin de aumentar nuestras capacidades estratégicas para prevalecer sobre nuestros fuertes enemigos”, dijo Wei a los delegados militares en una reunión al margen de las sesiones legislativas. 

La similitud entre ambos discursos evidencia que existe una intención unificada dentro del Partido Comunista Chino (PCCh) de continuar con el avasallamiento del régimen, incluso mediante el uso de la violencia y enfrentamientos bélicos. 

No es la primera vez que el líder Xi insta al ejército a prepararse para conflictos armados. En octubre del año pasado ordenó a las fuerzas armadas del país poner “toda su mente y energía en preparase para la guerra”, según informó en su momento la agencia estatal china Xinhua News.

Apenas un mes más tarde, el dictador Xi Jinping ofreció un discurso ante líderes y oficiales del Ejército Popular de Liberación (EPL) en un hotel de Beijing, donde les recordó a los miembros de las fuerzas armadas que se debían preparar para una posible guerra en medio de la creciente tensión con los Estados Unidos y Taiwán.  

Durante sus palabras, Xi Jinping elogió la “nueva era” del ejército, haciendo referencia a un supuesto ejército renovado y desarrollado en tecnología y armamentos. Y al mismo tiempo recomendó a sus soldados que deberían entrenar más duro y “no temerle ni a las dificultades ni a la muerte y concentrarse para entrar en condiciones reales de combate”, según reportó Newsweek.

Evidentemente el régimen chino con sus mensajes públicos pretende imponer una imagen de poder y transmitir temor a sus enemigos y aliados. Dependerá de la comunidad internacional lograr organizarse y poner un freno a las medidas avasallantes del régimen, tanto en su accionar político/estratégico como ante una posible amenaza de conflicto armado real. 

Andrés Vacca– BLes.com