(Minghui.org) El coronavirus estalló en la ciudad de Wuhan, China, a finales de 2019. En solo unos meses, esta epidemia regional se convirtió en una pandemia mundial.

Dado que personas de más de 200 países y regiones están luchando contra la enfermedad y buscando una cura, nos gustaría presentar una visión holística de lo que podemos aprender de la pandemia: sobre nuestra sociedad, la ciencia y la cultura moderna, así como su historia.

Esperamos que esta serie de cuatro partes ayude a nuestros lectores a comprender que la pandemia no habría ocurrido sin la continua información engañosa del partido comunista chino (Parte 1). También examinamos las teorías de dónde comenzó el coronavirus (Parte 2) y cómo se inició (Parte 3).

Entender la pandemia en el contexto de la cultura y la historia (Parte 4), por otra parte, ofrece pistas sobre cómo reevaluar nuestros principios y obligaciones morales mientras nos preparamos para el siguiente capítulo de la historia.

* * *

Continúa de la Parte 1

Parte 2: Un virus misterioso – ¿dónde comenzó?

Los científicos han descubierto que el virus, una forma de vida inferior, es más complicada de lo que la gente normalmente piensa. Por ejemplo, las células infectadas con VIH pueden circular en la sangre o en los fluidos intersticiales como armas cargadas, y les disparan activamente a las células que pasan al lado. Abajo hay un video de cómo las células infectadas con VIH atacan otras células.

Después que una célula es infectada con VIH (verde), ataca a las células humanas (rojo) activamente y con la precisión del disparo de arma

El nuevo coronavirus es aún más complicado que un virus típico o que su pariente cercano, el SARS 2003. Por ejemplo, se descubrió que es mucho más “inteligente” que el SARS:

1) Es decenas de veces más capaz de infectar humanos que el SARS.
2) Tiene un periodo de incubación más largo que el SARS.
3) Permanece latente cuando encuentra medicina pero se reactiva un tiempo después igual que el VIH.
4) Además de atacar los pulmones y otros órganos como el SARS, el coronavirus también daña el sistema inmune de una manera similar al VIH.

Hay muchas otras cuestiones en el coronavirus que los científicos están ansiosos por entender. Con este fin, muchos han estado intentando señalar el origen del coronavirus para poder entenderlo mejor y eventualmente encontrar la cura.

Varias teorías han estado circulando. Una de estas teoría se ocupa de dónde comenzó el virus y la otra examina cómo comenzó. Como se muestra en la imagen siguiente, cubrimos dónde comenzó el virus en la Parte 2 y examinamos los argumentos en las teorías a favor del origen en EE. UU. (Capítulo 3) y el origen en China (Capítulo 4). La Parte 3 revisa cómo comenzó el virus y los argumentos presentes a favor de la teoría de que fue creado por el hombre (Capítulo 5) y la teoría de un origen natural (Capítulo 6).

Capítulo 3. El origen en los EE. UU.

Como discutimos en la Parte 1, el partido comunista chino ha bloqueado todos los canales posibles para que la información esté disponible para el público general durante la etapa temprana del brote. Después de que el PCCh no pudo esconder más la epidemia, desvió la narrativa e intentó culpar a los EE. UU. por comenzar el virus. Las tácticas usadas incluyen una campaña de desinformación en las redes sociales y artículos de propaganda publicados en los medios estatales. Abajo algunos ejemplos.

1. Zhao Lijian, el vocero del ministerio de exteriores chino, acusó al ejército americano de llevar el virus a Wuhan durante los Juegos Militares Mundiales.

El 12 de marzo de 2020, el vocero del ministerio de exteriores de China, Zhao Lijian, escribió en Twitter: “¿Cuándo comenzó el paciente cero en EE. UU.? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿Cuáles son los nombres de los hospitales? Podría ser que el ejército de los EE. UU. trajo la epidemia a Wuhan. ¡Sean transparentes! ¡Hagan público sus datos! ¡EE. UU. Nos debe una explicación!”

Él incluyó en su publicación un video del Dr. Robert Redfield, director del Centro para Control y Prevención de Enfermedades, diciendo que algunas muertes de gripe en los EE. UU. luego fueron confirmadas como muertes de coronavirus realmente.

El Departamento de Estado de EE. UU. luego citó a Cui Tiankai, el embajador chino en los Estados Unidos, el 13 de marzo para protestar por la teoría conspirativa de Zhao sugiriendo que el ejército de EE. UU. llevó el coronavirus a Wuhan.

David Stilwell, el secretario asistente de estado del Buró de Asuntos del Este de Asia y Pacífico, emitió una “seria declaración” de la posición del gobierno de EE. UU. sobre el asunto a Cui. Un vocero del Departamento de Estado dijo: “China está buscando desviar la crítica por su rol en iniciar una pandemia y no decirle al mundo”.

Julian Gewirtz, un académico de Harvard, dijo de Zhao: “Este pequeño cuadro del alto volumen de funcionarios chinos no parece darse cuenta que vender teorías conspirativas está auto derrotando a China totalmente, en un momento cuando quiere ser visto como un contribuyente positivo en el mundo”, según un artículo del New York Times del 13 de mayo titulado “China giran en torno al cuento de que el ejército de EE. UU. comenzó la epidemia del coronavirus”.

2. El autor Larry Romanoff dice que el virus fue manufacturado por el ejército de EE. UU. en un laboratorio de Fort Detrick, Maryland.

Larry Romanoff, auto proclamado “consultor de gestión y hombre de negocios retirado”, publicó un artículo en el sitio web verificador de hechos (fact-checking) “Global Research” el 4 de marzo de 2020, diciendo que el laboratorio del ejército de EE. UU. en Fort Detrick, Maryland, podría ser el lugar donde el virus fue manufacturado.

Romanoff no proveyó ninguna evidencia en su artículo, si no que sacó su conclusión basado en el hecho de que el laboratorio de Fort Detrick fue cerrado el año pasado debido a la “ausencia de medidas para prevenir el escape de patógenos”.

Según un informe anterior del New York Times, titulado “Investigación sobre gérmenes mortales clausurada en un laboratorio del ejército por cuestiones de seguridad”, el sistema ya viejo de esterilización de vapor para tratar aguas residuales se arruinó durante una tormenta severa en mayo de 2008. Aunque el laboratorio implementó un nuevo sistema usando químicos para descontaminar sus desechos, una inspección del CDC en junio de 2019 encontró varios temas, lo que les costó su habilidad para seguir operando. Pero la vocera del laboratorio confirmó que no hubo “pérdidas de material peligroso fuera del laboratorio”.

El artículo de Romanoff luego fue quitado de “Global Research”.

3. ChinaXiv publica una preimpresión, diciendo que las cepas más antiguas del virus se encontraron en los Estados Unidos

El 19 de febrero de 2020, ChinaXiv publicó una preimpresión de Yu Wenbin y otros (luego actualizado el 21 de febrero), titulada “Decodificando la evolución y transmisión de la nueva neumonía del coronavirus (SARS-Cov-2) usando datos del genoma completo”.

Yu y su equipo estudiaron 93 secuencias de genomas del coronavirus colectadas tanto de Wuhan como de otros países entre el 24 de diciembre de 2019 y el 5 de enero de 2020. Descubrieron que la secuencia de una muestra de un paciente del estado de Washington presentaba la forma más temprana del coronavirus. En contraste, las muestras colectadas de Wuhan presentaban mutaciones posteriores del virus.

Basado en esto, muchos cibernautas dijeron que el virus no era de China si no probablemente de los EE. UU.

Sin embargo, una examinación en más detalle, indicaba que el paciente del estado de Washington en el estudio de Yu regresó a Seattle desde Wuhan el 15 de enero, lo que en cambio respaldaba el hecho de que el brote comenzó en Wuhan.

Pero ¿por qué Yu y su equipo no encontraron las cepas más tempranas en las muestras de Wuhan? Una razón es que la mayoría de las muestras de los pacientes no eran enviadas para que se hiciera la secuencia del genoma completo. Otra razón es que, los funcionarios chinos dieron órdenes secretas de destruir las muestras más tempranas a principios de enero de 202º, como se describió en la Parte 1.

4. Un artículo en el sitio web Xilu del 26 de enero de 2020 titulado “Cuatro aminoácidos claves en el virus de Wuhan sustituidos, pueden atacar precisamente a los chinos”

Xilu, uno de los sitios web más grandes del ejército en China, publicó un artículo el 26 de enero de 2020, diciendo que cuatro aminoácidos claves habían sido reemplazados en el coronavirus, permitiendo que ataca con mucha precisión a los chinos. Y de este modo declare que el coronavirus era una arma genética de los Estados Unidos.

El artículo de Xilu citó una publicación de Science China de Hao Pei y otro del Centro de Mega-Ciencia de Bioseguridad en enero de 2020 pero distorsionó los descubrimientos.

En el artículo de Hao, titulado “La evolución del nuevo coronavirus desde el actual brote en Wuhan y el moldeado de su proteína de punta para la transmisión humana”, se discute la mutación de la proteína de punta del coronavirus, pero no menciona nada sobre el ataque del virus a los chinos. Ya que el virus ahora se ha esparcido a casi 200 países alrededor del mundo, está claro que virus puede afectar a la gente de todas las etnias, no solo chinos.

5. EE. UU. financió un proyecto que diseñó un virus contagioso y patogénico en 2015

Un artículo titulado “El nuevo coronavirus hecho por EE. UU. cinco años atrás, puede causar una neumonía contagiosa en humanos” comenzó a aparecer en las redes sociales chinas el 1 de febrero de 2020.

El artículo dice que un nuevo tipo de coronavirus fue hecho por los EE. UU. hace cinco años, el cual podía causar una neumonía infecciosa en humanos. Se refiere a un artículo de la revista Nature Medicine publicado en enero de 2015 por Ralph Baric y sus colegas en la Universidad de Carolina del Norte. El artículo se titulaba “Un grupo parecido al SARS de coronavirus de murciélago que está circulando muestra el potencial para emerger entre los humanos”.

Baric y su equipo diseñaron un virus, llamado SHC014-MA15, que era una combinación del virus no tóxico del murciélago, transmisible a los humanos, SHCo14-CoV y del tóxico adaptado a los ratones, SARS-MA15. Ellos descubrieron que este virus hecho por el hombre tenía la capacidad potencial para ser usados como pilar para una generación de una versión más avanzada que podría causar una enfermedad severa y esparcirse entre los humanos.

El artículo arriba mencionado en las redes sociales chinas citó el artículo de Baric como evidencia de que el actual coronavirus fue hecho en los EE. UU., pero una revisión más detallada reveló que Shi Zhengli, la principal científica del Instituto de Virología de Wuhan, también era una de las autora del artículo de Baric. Después de que EE. UU. dejó de financiar la investigación de Baric debido a cuestiones éticas, Shi y su equipo continuaron con el estudio en Wuhan.

Ch. 4. La teoría del origen chino

Para evitar responsabilidades, el PCCh rompió con la costumbre sobre cómo nombrar las pandemias pasadas y trabajó con la OMS para llamar al nuevo virus COVID-19 en vez de Virus Wuhan.

El sentido común nos dice que, dónde sea que haya un brote, hará una fuente del virus y un paciente cero. A medida que el paciente cero viaja, lleva consigo la infección en su camino. Si el paciente cero se queda en una ciudad, ese lugar tendrá un brote de la enfermedad.

Después de que el coronavirus brotó, algunas personas sospecharon que el virus se podría haber originado en Wuhan en base a los siguientes argumentos.

1. Wuhan tiene el único laboratorio P4 en China que maneja los patógenos más peligrosos.

Sea coincidencia o no, el único laboratorio de bioseguridad nivel 4 (BSL-4), el laboratorio de mayor seguridad, en China que maneja patógenos altamente infecciosos como el SARS y otros coronavirus, está localizado en el epicentro del brote, Wuhan.

El BSL-4 en el Instituto de Virología de Wuhan se estableció en 2015 y fue aprobado en agosto de 2017 como un laboratorio altamente patogénico. El certificado del laboratorio fue emitido el 27 de noviembre de 2018.

2. La embajada de EE. UU. advierte sobre el tema de la seguridad del laboratorio de Wuhan en 2018

Fue incluso más preocupante que cuando dos científicos diplomáticos de la embajada de EE. UU. visitaron el laboratorio en 2018, encontraron una “seguridad inadecuada en el laboratorio, que estaba realizando estudios riesgosos en coronavirus de murciélagos”. Esto hizo que la gente se cuestionara aún más si fue posible que el virus se haya escapado del laboratorio.

3. Sucesos de fugas mínimas del laboratorio en Beijing 2004

De hecho, poco después del brote del SARS en 2003, hubo un accidente de fuga en el CDC BSL-3 de China en Beijing, en abril de 2004. Poco después de que el virus del SARS fue inactivado, un empleado del laboratorio llevó el virus a un laboratorio común para investigación. Como la inactivación no estaba complete, dos empleados lo contrajeron.

4. Simulacro del brote de una enfermedad respiratoria en Wuhan se realiza en septiembre de 2019

El 18 de septiembre de 2019, las autoridades de Wuhan realizaron un simulacro de un rescate de emergencia en el Aeropuerto de Tianhe en Wuhan, para practicar cómo responder a un brote de una enfermedad respiratoria contagiosa.

El evento ocurrió solo meses antes del brote del coronavirus, dando peso a las sospechas de que las autoridades de Wuhan ya sabían del inminente brote con antelación.

5. Shi Zhengli del Instituto de Virología de Wuhan parte de un estudio de 2015 que produjo un virus que puede infectar y enfermar a humanos

La revista Nature Medicine de 2015 mencionada arriba menciona a Shi Zhengli como una de las coautoras, y continuó la investigación después de que sus coautores de EE. UU. abandonaron la investigación debido al asunto de la financiación. Algunas personas cuestionaron si el nuevo coronavirus salió de la investigación de Shi.

Comparando la cepa del SHCo14-Ma15 con lo que se reportó en el artículo de Shi en Nature Medicine con el nuevo coronavirus, la gente ha encontrado varias similitudes, entre ellas: 1) ambos virus provinieron de murciélagos; 2) ambos son coronavirus del tipo del SARS, con las proteínas de punta en la superficie con la forma de un hongo; 3) las proteínas de punta de ambos virus interactúan con el receptor ACE2 en la célula humana para mediar su entrada; 4) Finalmente, ambos virus atacan los pulmones y el sistema respiratorio del huésped, aunque se descubrió que el último virus ataca a casi todos los órganos del cuerpo humano.

Cabe destacar, la interacción entre la proteína de punta del nuevo coronavirus con las células receptoras humanas, es como abrir un candado con su llave. La configuración 3-D específica de la proteína de punta, usualmente se llama proteína-S, tiene que ser precisamente complementaria con la proteína receptora en la superficie de la célula humana, porque abre la cerradura y entra en la célula.

En otras palabras, la secuencia y configuración de la proteína-S del nuevo virus es uno de los factores claves para determinar su origen.

Si el nuevo coronavirus es verdaderamente un derivado del virus SHCo14-MA15, entonces su componente clave, la proteína-S, debería ser la misma. Hasta ahora, ningún laboratorio ha reportado tal evidencia.

6. Un investigador chino dice que el virus se originó de un laboratorio en Wuhan

Otro argumento a favor de la teoría de la fuga del laboratorio es un estudio publicado por un sitio web no verificado llamado ResearchGate, de Xiao Botao de la Universidad de Tecnología del Sur de Guangzhou en febrero de 2020.

Xiao sospecha que el virus se escapó del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Wuhan (CDC Wuhan). Su argumento es que el CDC Wuhan está a solo 280 metros del mercado húmedo de mariscos. El CDC estudio cientos de coronavirus de murciélagos, pero con una protección mínima, y se ha reportado que sus empleados fueron atacados por murciélagos o estuvieron expuestos a su orina.

Pero a medida que más científicos comenzaron a observar el evento que él describió, Xiao removió su artículo, porque “no estaba respaldado por pruebas directas”, según una entrevista que le hizo el Wall Street Journal.

A continuación, un resumen de la serie:

Parte 1: Cronología y análisis

Capítulo 1: Encubrimiento del brote en China

Capítulo 2: ¿Sucederán de nuevo tales tragedias?

Parte 2: Un misterioso virus – ¿Dónde comenzó?

Capítulo 3: Teoría de origen estadounidense

Capítulo 4: Teoría de origen chino

Parte 3: Un virus misterioso – ¿Cómo empezó?

Capítulo 5: Teoría de origen humano

Capítulo 6: Teoría de origen natural

Parte 4: Repensar la ciencia moderna y volver a los valores tradicionales

Capítulo 7: El PCCh plantea un desafío sin precedentes a la humanidad

Capítulo 8: Reflexiones sobre la sabiduría antigua

Categorías: China