Redacción BLes – El 30 de agosto, en el Día Internacional de la Desapariciones Forzadas, el destacado abogado chino de derechos humanos Yu Whensheng, hizo publico un llamamiento desde las redes sociales a las Naciones Unidas para que incluyan a la vigilancia residencial en un lugar designado (RSDL) como desaparicion forzada y tortura.

Yu Wensheng, quien es conocido como uno de los  abogados que han tenido el coraje de enfrentarse al régimen chino en materia de derechos humanos, fue acusado por las autoridades por “incitar a la subversión del poder estatal” tras defender la reforma constitucional, y después de más de dos años sin representación legal fue condenado a 4 años de prisión y privación por 3 anos de sus derechos políticos.

Antes de  la sentencia oficial, Yu había estado preso en RSDL durante 99 días.

El tribunal sentenció a Yu Wensheng por haber “distorsionado y fabricado hechos e intervenido en asuntos domésticos delicados” al aceptar entrevistas con medios extranjeros. Los temas  incluyeron casos relacionados con los practicantes  de Falun Dafa, la represión de las autoridades contra los abogados en 2015 ( 709 crackdown}  y una “Carta abierta sobre enmiendas propuestas a la Constitución” que Yu escribió en 2018, justo antes de ser detenido. Ese mismo año revocaron su licencia de abogado.

Su mujer, Xu Yang, luchó incansablemente para lograr un permiso de visita. Lo consiguió después de 3 años desde el arresto.

Luego de su liberación Yu continuó sufriendo el hostigamiento de las autoridades bajo la forma de citaciones, detenciones y  prohibiciones de salir de su casa.

El caso logró captar la atención del círculo de defensores de Derechos Humanos.

La Fundación Martin Engels en Ginebra, Suiza, le otorgó  el Premio Martin Ennals 2021.

El jurado lo  eligió junto a los otros nominados como destacados defensores de los derechos humanos “a pesar de los muchos intentos de silenciarlos por parte de sus gobiernos autoritarios”.

Anteriormente en el 2018 fue galardonado con el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos y Estado de Derecho.

¿Legal o ilegal?

La Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas de 2006 define una desaparición forzada como:

El arresto, detención, secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, apoyo o aquiescencia del Estado, seguido de la negativa a reconocer la privación de libertad o el ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, lo que la coloca fuera de la protección de la ley (Artículo 2).”

Safeguard Defenders, una organización internacional de derechos humanos fundada por el periodista sueco Peter Dahlin, presentó un informe en el que describe algunos tipos de tácticas de desaparición forzada utilizadas por el régimen chino, como por ejemplo:

 reclusión en centros de detención pero registrada con nombres falsos, secuestro, detención administrativa abusiva, ataques masivos contra minorías étnicas, encarcelamiento a gran escala y la vigilancia residencial en lugares designados (RSDL).

El Artículo 73 de la Ley de Procedimiento Penal China dice: “Cuando, por un delito sospechoso de poner en peligro la seguridad del Estado, un delito que implique actividades terroristas y un delito que implique una cantidad significativa de sobornos, la vigilancia residencial en el domicilio del sospechoso o acusado criminal pueda obstaculizar la investigación, podrá… ser ejecutados en un lugar de residencia designado”.  

A pesar que la ley también estipula informar a los familiares del acusado que sufre una condena en RSDL el lugar donde se encuentra dentro de las 24 hs, normalmente las autoridades se niegan a hacerlo, dando lugar a todo tipo de abusos y torturas.

Peter Dahlin, quien fue recluido en una de estas prisiones secretas, también conocidas como  “cárcel negra” contaba a The Sun Online que los prisioneros, por un periodo en la mayoría de los casos de hasta 6 meses, son golpeados, privados del sueño y forzados a tomar ciertas drogas, y que el caso no se publica en la base de datos del gobierno, por lo que ni los familiares ni los abogados tiene idea de donde están.

Represión para silenciar la verdad

El 9 de julio del 2015, un enorme operativo  policial coordinado se desplegó en diferentes lugares del país para arrestar a 300 abogados y activistas vinculados en la defensa de minorías étnicas, por la libertad religiosa, contra los abusos gubernamentales y otros temas relacionados con los derechos humanos, en una clara maniobra estatal por acallar cualquier crítica o voz disidente.

Muchos de ellos fueron puestos bajo el régimen de RSDL.

Yu Wensheng participó en la defensa de algunos de estos abogados, lo que sumó otro cargo en su contra a la hora de dictar su sentencia.

Entre quienes más sufrieron este tipo de reclusión se encuentran  miles de practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong.

El secuestro de los practicantes por parte de las autoridades es de uso corriente desde que comenzo la persecucion en 1999, y los testimonios de las horrendas tecnicas de tortura utilizadas por la policia y los guardias son una constante en estas causas.

Yu Wensheng fue uno de los pocos abogados con el valor de representarlos jurídicamente, como en el caso de los practicantes Zhou Xiangyang y su esposa Li Shanshan.

Zhou Xiangyang, quien trabajaba como ingeniero para el ferrocarril de Tianjin, fue arrestado ilegalmente por practicar Falun Gong  y puesto en custodia en varios centros de trabajo forzado, hasta que en el 2003 fue condenado a 9 años de prisión.

Durante su reclusión fue electrocutado, golpeado, privado de dormir por 30 días, puesto en confinamiento solitario y forzado a comer.

Su esposa, Li Shanshan fue enviada a campos de reeducación y trabajo forzado por apoyar a su marido.

Ambos, luego de ser liberados, fueron nuevamente secuestrados por el régimen chino y condenados ilegalmente a 7 y 6 años de prisión.

Este es solo uno de tantos ejemplos de cómo el Estado Chino utiliza la vigilancia residencial designada.

Por Michael Mustapich – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.