Redacción BLesA pesar de que todas las adicciones son malas, el Partido Comunista chino (PCCh) se jacta de que cada vez más jóvenes se vuelvan “adictos” a aprender sobre la historia del partido, a través de videojuegos patrocinados por el mismo régimen comunista.

“Nunca pensé que algún día se volvería adicta a aprender la historia del PCCh”, le dijo una joven china de 22 años llamada Zhou Ying al medio Global Times, portavoz del partido comunista, y agregó que disfrutó mucho el proceso de exploración.

El videojuego desafía a los jugadores a encontrar 5 objetos ocultos en una pintura de Shánghai en la década de 1910, incluido un retrato de Karl Marx y un póster del Movimiento del Cuatro de Mayo en 1919. Cada vez que el jugador encuentra un artículo con éxito, el juego le muestra una breve introducción de la persona o evento relacionado con el artículo, según reportó Breitbart.

El Movimiento del Cuatro de Mayo de 1919 comenzó en Beijing, como una protesta dirigida por estudiantes contra ciertas cláusulas del Tratado de Versalles, que entregó la provincia china de Shandong a Japón. Aproximadamente 3.000 estudiantes se reunieron en la plaza Tiananmen y finalmente las protestas se volvieron violentas y provocaron disturbios en toda China. 

De esta controvertida revuelta, surgieron los primeros líderes del PCCh, Chen Duxiu y Li Dazhao, quienes ayudaron a fundar el partido en 1921. Sin embargo, en el juego no describen que el líder estudiantil Chen Duxiu no abogaba por la violencia y posteriormente, fue perseguido por el mismo PCCh y etiquetado como “oportunista de derecha”, de acuerdo al libro 9 Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista chino.

China marcará el centenario de la fundación del PCCh el 1 de julio de 2021, por lo que más que nunca los funcionarios del partido están apuntando a los jóvenes y su tendencia a jugar videojuegos para tergiversar la historia. “Literalmente llamado ‘una chispa [revolucionaria] en Shanghai’, el juego que juega Zhou ha atraído a muchos jóvenes desde que se lanzó su versión beta en mayo”, según el Global Times. 

Adoctrinamiento desde la infancia

Los líderes del partido comunista enfatizan la necesidad de inculcar “el gen rojo”, con el fin de inocular la ideología comunista y la lealtad al Partido desde el jardín de infantes.

Al afiliarse a la asociación de jóvenes pioneros, menores de apenas 5 años deben jurar con sangre su lealtad al partido comunista y hasta los hacen prometer dar su vida por este. Los niños son tan inocentes que para los maestros -que actúan como instrumentos del partido- es muy fácil adoctrinarlos.

La primera regla en los libros de texto es amar y venerar al partido, ya que el propósito de la educación es preparar la próxima generación de afiliados.

Otra cosa muy normal en las escuelas es forzar a los jóvenes a que aprendan los dogmas socialistas. Por ejemplo, los obligan a memorizar las nuevas interpretaciones del socialismo chino promulgadas en el Congreso Nacional del partido comunista chino de 2012.

En cuanto a política, los estudiantes creen una realidad totalmente distorsionada, como que China es su “madre” y que EE. UU. la “ataca”, sobre todo cuando Donald Trump era presidente.

Además, los niños repetían que Trump era malo y que por su culpa EE. UU. era el lugar donde peor estaba la pandemia de coronavirus (virus PCCh).

Después de más de 70 años de gobernar, el PCCh se ha convertido en un experto en lavado de cerebro del pueblo chino.

Existen numerosas organizaciones y comités que promueven activamente la ideología comunista utilizando distintos “disfraces”, tales como la asociación de ciencia y tecnología, la liga juvenil comunista, la federación de mujeres, entre otras.

Le recomendamos: Dos PATRIOTAS UNIDOS bajo un OBJETIVO en COMÚN [PARTE 2]

Ad will display in 09 seconds

Debido al adoctrinamiento, los ciudadanos chinos perciben toda la historia tergiversada y para ellos es muy difícil romper con estos paradigmas.

El régimen comunista además es ateo, así que la mayoría de los chinos no cree en la retribución de los actos como sí creían sus ancestros. Este era un principio común de la cultura tradicional china antes de que el partido comunista tomara el poder por fuerza, hace 71 años.

Los chinos son las primeras víctimas del Partido. Por eso debemos ayudarlos a despertar y a librarse de su adoctrinamiento, para que así puedan recuperar su conciencia y su libertad.

Celeste Caminos – BLes.com