Recientes mensajes por Twitter revelan nuevos brotes del virus PCCh (Partido Comunista de China), o virus de Wuhan, en  China, por lo que la ciudad de Tonghua, provincia de Jilin, fue cerrada y sus habitantes están sufriendo las desastrosas consecuencias.

“La epidemia está fuera de control en la ciudad de Tonghua, provincia de Jilin, y la ciudad está cerrada. Sin embargo, no hay nadie que distribuya los suministros, por lo que cientos de miles de personas de la ciudad se ven privadas de alimentos y verduras”, tuiteó la usuaria @ttingxiao, aportando audios en chino, el 25 de enero.

Por su parte, la periodista Jennifer Zeng corrobora los hechos agregando un video [con imágenes sensibles] sobre una mujer que lanza desde un décimo piso, lo que podría ser una muestra de la desesperación que viven algunos de los habitantes.

“No quiero publicar el vídeo aquí. Pero alguien, una señora, acaba de saltar del edificio y se ha suicidado en Tonghua, Jilin, China, donde la gente ha sido encerrada en sus casas sin suministros. Solo hay 800 voluntarios, pero 300 mil personas en Tonghua. Abrumados”, reportó Zeng.

La desesperación parece haber llegado al límite por la escasez de alimentos, algunas personas declararon haber pasado hasta 10 días sin comer, a pesar de que el gobierno ofreció proveerlos.

Una situación de encierro similar se vive en la ciudad de Suihua, provincia de Heilongjiang, China, a causa de contaminaciones con el virus PCCh, de acuerdo con Zeng.

“Resulta que el perro tiene más libertad que los humanos. Un perro en Suihua, Heilongjiang, #China fue izado para que pueda orinar y defecar fuera, ya que no está acostumbrado a hacerlo dentro de la casa. Los humanos están encerrados debido al #COVID19 (virus 

Más aún, otras comunidades próximas a la capital de China, Beijing, experimentan el acoso del virus PCCh.

“En la comunidad de Ronghui de Tiantongyuan, Daxing Country en Beijing, todos los residentes fueron llevados a cuarentena en 38 autobuses después de resultados positivos de virus PCCh en unas  pruebas”, informó también Zang en otro de sus tuits.

Resulta sorprendente que los grandes medios no informen sobre estos hechos, aunque el PCCh ya ha tiene un largo historial de ocultar hechos en los cuales pueda deteriorarse su imagen pública.

De hecho, al régimen chino se le acusa de haber ocultado la aparición del virus durante semanas antes de avisar la peligrosidad del mismo, de acuerdo con todas las evidencias que aparecieron posteriormente. De haber avisado el desastre mundial se habría evitado hasta en el 95 por ciento, según algunos estudios.

Un documental reciente de la BBC, sobre los 54 días que transcurrieron desde que apareció el primer caso de virus PCCh en Wuhan y el día en que la ciudad fue cerrada, muestra el testimonio de un médico sobre la prohibición del PCCh de divulgarlo, impidiendo incluso a los médicos el uso de material de protección, según The Guardian del 26 de enero.

José Hermosa-BLes.com