Redacción BLesEl Partido Comunista chino (PCCh), hizo cumplir de manera forzada durante muchos años la “política de un solo hijo”, provocando una gran crisis demográfica en China que hoy busca revertir mediante subsidios económicos para las parejas que tengan más hijos. 

La ciudad china de Panzhihua, en la provincia de Sichuan, anunció el pasado miércoles que planea repartir dinero para contrarrestar el envejecimiento de su población, según reporta Great Game India.

La ciudad de 1,23 millones de habitantes se convirtió en la primera de China en anunciar la bonificación de 500 yuanes (76,87 dólares) por bebé cada mes a las familias que tengan un segundo o tercer hijo, hasta que los bebés cumplan tres años, según dijo el medio de propaganda del régimen chino Global Time.

Un revelador informe de la Fundación Jamestown determinó que el régimen totalitario chino destinó millones de dólares a financiar esterilizaciones en Xinjiang

La polémica política de un solo hijo, duró de 1979 cuando el sucesor de Mao Zedong, el reformista Deng Xiaopinga la implementó, hasta el 2015, y fue responsable de impedir el nacimiento de más de 400 millones de niños, según informaron los propios medios estatales chinos.

Le recomendamos: Las TÁCTICAS usadas en 1943 por los COMUNISTAS en EE. UU. SE REPITEN HOY

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Entre tanto un revelador informe de la Fundación Jamestown determinó que el régimen chino, el principal perpetrador mundial de abortos y esterilizaciones forzados, destinó millones de dólares a financiar esterilizaciones en Xinjiang. 

Respecto de estos hechos aberrantes, Shemsinur Abdighafur, médica en medicina tradicional uigur, luego de haber huido de China a Turquía, testificó en el Tribunal Uigur de Londres como testigo presencial de abortos forzados, de esterilizaciones y del asesinato de bebés recién nacidos a través de inyecciones letales, durante su trabajo como enfermera en un hospital chino, según informes de Bitter Winter.

“En mi tiempo de trabajo en los hospitales, a veces podíamos escuchar que algunos bebés nacían y comenzaban a llorar y por eso sabíamos que estaban vivos. Pero sabíamos que todos los bebés recibirían la inyección, así que sabíamos que morirían antes de llegar a casa”, dijo la enfermera, relatando además que, en varias ocasiones escondía a las mujeres embarazadas en su casa para intentar proteger la vida de los bebés en gestación. 

China anunció en mayo la relajación de su política de dos hijos para permitir que las parejas tengan hasta tres hijos. Fu Linghui, portavoz de la Oficina Nacional de Estadísticas del PCCh, dijo a mediados de junio, que el cambio de política ayudaría a abordar el bajo número de partos del país.

No obstante, acorde un informe publicado por la Agencia Católica de Noticias (CNA), entre los objetivos enumerados para su próximo plan quinquenal a desarrollar entre los años 2021 y 2025, el PCCh apunta a “optimizar su política de natalidad”.

Leta Hong Fincher, experta en estudios de Asia Oriental, expresó con extrema preocupación durante un evento virtual del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS) el 13 de noviembre, el objetivo del régimen chino de ‘optimizar su política de natalidad’.

La experta dijo que el plan enfatiza la eugenesia como método en la planificación de la población en China, alentando el crecimiento de los chinos Han, el grupo étnico dominante en China, en detrimento de algunas minorías raciales no deseadas por el régimen, como es el caso de los musulmanes uigures.

“El telón de fondo de todo esto, por supuesto, es que la población de China está envejeciendo severamente. Y lo que es interesante y preocupante, para mí, es que el lenguaje que tienen sobre el envejecimiento de la población se une a la necesidad de mejorar la política de natalidad: cultivar una población de mayor calidad”, dijo Hong Fincher.

Vanesa Catanzaro – BLes.com