Redacción BLesUn nuevo informe publicado a raíz de una investigación de Consumer Reports reveló que la red social TikTok de orígen chino utiliza ciertos mecanismos que le permite rastrear el comportamiento de sus usuarios en la web, sus consumos e intereses incluso cuando la persona no tiene en uso la aplicación.

Según la investigación, la plataforma utiliza estas técnicas de robo de información en todos los países donde está activa. Los rastreadores que utiliza son conocidos como “píxeles” y están depositados en millones de páginas webs y aplicaciones con la misión de registrar cierta información de los usuarios la que luego es transferida directamente a TikTok.

Luego, TikTok usa esta información para orientar anuncios a clientes potenciales y medir el alcance de los mismos.

Para llegar a esta conclusión, Consumer Reports solicitó a la empresa de seguridad Disconnect que escanee 2 mil sitios web en busca de píxeles de TikTok. 

Otro resultado preocupante que arrojó la investigación, es que algunos de los sitios más grandes que reportaron estos píxeles tenían dominios que terminaban en “.org”, “.edu” y “.gov”, muchos de los cuales tratan información confidencial.

“Si va al sitio web principal de la Iglesia Metodista Unida, TikTok se entera. ¿Está interesado en unirse a Weight Watchers? TikTok también lo descubre”, se puede leer en el informe en un intento de graficar cuán avanzado es el sistema que utiliza la plataforma china. 

Incluso firmas como la compañía abortista Planned Parenthood utilizan estos píxeles que le informan a TikTok sobre las personas que visitaron su sitio web, para que luego la plataforma pueda enviar publicidad relacionada con esta industria.

¿Qué hace TikTok con la información obtenida?

El informe explica que los píxeles y otros rastreadores (como las “cookies” en línea) resultan ser particularmente útiles en términos publicitarios. De este modo todas aquellas empresas que posean un sitio web, puede utilizar este tipo de rastreadores para controlar quien visita su sitio, y luego reportar a empresas como TikTok para que dirijan hacia esa persona las publicidades asociadas.

Melanie Bosselait, portavoz de TikTok, reconoció que la empresa utiliza este mecanismo para recopilar datos, los cuales supuestamente se “utilizan para mejorar la eficacia de los servicios publicitarios”. También se defendió afirmando que “las otras plataformas” lo hacen de la misma manera.

En parte es cierto, otras plataformas y redes sociales como Facebook y Google son acusadas de utilizar mecanismos similares, de hecho están siendo investigadas por la justicia de los Estados Unidos para determinar de qué modo recopilan, almacenan y utilizan la información de sus usuarios. 

Según los términos y condiciones de TikTok, asegura que sus clientes publicitarios no pueden enviarle cierto tipo de información confidencial, tales como datos sobre niños, condiciones de salud o finanzas personales.

Pero la realidad muestra que no existe un método fiable para que los consumidores o los investigadores de privacidad verifiquen que dichas declaraciones sean ciertas y el flujo de información esté bien regulado.

De hecho, la investigación de Disconnect informa, por ejemplo, que TikTok obtiene información médica de WebMD, donde un píxel informó que habían buscado sobre “disfunción eréctil”.

Otro ejemplo polémico es el de Recovery Centers of America, una institución con importantes instalaciones sobre el tratamiento de adicciones, la cual notifica a TikTok cuando un visitante ve sus ubicaciones o lee sobre la cobertura de seguro.

Disconnect también sugirió que frecuentemente muchas empresas ni siquiera tienen conocimiento sobre la cantidad y tipo de información que brindan a partir de las visitas de sus clientes en sus páginas webs. 

El informe menciona el caso de RAINN, una organización líder contra la violencia sexual, la cual tenía píxeles de TikTok y según un representante de la organización, sólo podría tratarse de algún error cometido luego de la actualización de sus sistemas, pero que no había sido intencional. 

Según concluye la investigación, sortear estos rastreadores de modo manual resulta extremadamente difícil, y la única solución a esta invasión a la privacidad de los usuarios debería ser limitar el mecanismo utilizando la “ley”.

Conexión entre TikTok y el régimen comunista chino

Como se mencionó anteriormente, si bien es cierto que otras compañías utilizan mecanismos similares a los de TikTok, el agravante que tiene esta red social es que toda la información que pueda adquirir llegará al régimen comunista chino, dado que la empresa matriz, ByteDance, está radicada en Beijing y son conocidos sus estrechos lazos con el Partido Comunista Chino (PCCh).

El régimen chino, quien se encuentra en medio de una feroz guerra comercial con Occidente y al borde de un enfrentamiento real con algunas de las potencias mundiales como Estados Unidos, ha demostrado en su propio país no tener tapujos para hacer uso de la información privada de las personas para cumplir con sus objetivos. 

En este sentido, un informe de Forbes demuestra que al menos 300 empleados de ByteDance, trabajan al mismo tiempo como periodistas de medios de comunicación oficiales del PCCh dejando en jaque a la red social, que desde hace años está acusada de ser utilizada con fines de espionaje por el régimen.

Esta investigación revisó los perfiles en Linkedin de los empleados de TikTok, descubriendo la conexión entre los puestos de trabajo en la red social china y las agencias de noticias que responden al régimen chino. Lo que infiere el uso de todo este aparato de propaganda del PCCh para manipular la información a su favor.

TikTok tiene más de mil millones de usuarios en todo el mundo, y varios países han declarado sus inquietudes con respecto a la seguridad de los datos de los usuarios.

En junio, una investigación publicada en distintos medios informó a través de 80 audios filtrados de reuniones internas de TikTok, que el PCCh estaría accediendo a los datos de usuarios estadounidenses desde China en cualquier momento.

En 2020, el entonces presidente Donald Trump intentó prohibir TikTok en Estados Unidos o forzar una fusión con una empresa estadounidense, para permitir una mayor regulación sobre el manejo de datos privados.

El actual presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva el 9 de junio del 2021 revirtiendo la prohibición del expresidente Trump y si bien en la actualidad el asunto permanece judicializado, mientras tanto la aplicación continúa operando con normalidad.

Por todos estos motivos que prueban cómo el PCCh logra de algún modo penetrar en Occidente, se ha identificado a la red social TikTok como un “caballo de Troya” que el régimen chino utiliza para influir en los estadounidenses a través de lo que ven, oyen y, en última instancia, piensan.

Andrés Vacca –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.