Redacción BLes– Un país tradicionalmente neutral como Suiza expresó que buscará defender sus intereses y valores de manera más sólida, frente a las restricciones políticas y el aumento de las violaciones de los derechos humanos perpetradas por el régimen chino.

El ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, Ignazio Cassis, analizó que en China la liberalización económica logró un desarrollo muy superior al de la liberalización política y al respeto por los derechos humanos, de acuerdo con The Strait Times, citando a Blick el 2 de agosto.  

“Estamos viendo a China desviarse del camino de la apertura”, declaró Cassis añadiendo: “Esto significa que Suiza también debe defender sus intereses y valores de manera más sólida, por ejemplo, fortaleciendo el derecho internacional y el sistema multilateral”.

En este sentido, Cassis explicó que a lo largo de los 70 años de relaciones de su país con el Partido Comunista de China (PCCh) ha mantenido una actitud “constructiva pero crítica”, en la que el estado de derecho y los derechos humanos han jugado un rol importante. 

“Ahora nos damos cuenta de que la historia es más turbulenta de lo que pensábamos. Las violaciones de los derechos humanos van en aumento. Queremos proteger estos derechos”, señaló Cassis.

En particular se refirió a la violación, por parte del PCCh, del tratado internacional que garantizaba el sistema de gobierno “Un país, dos sistemas” acordado para Hong Kong cuando la ciudad le fue transferida por Reino Unido en 1997.

“Si China abandona el principio de “Un país, dos sistemas” en el caso de Hong Kong, también afecta a muchas empresas suizas que han invertido allí”, explicó Cassis, advirtiendo que si el régimen chino insistía en ese comportamiento la reacción de Occidente sería contundente.

El PCCh impuso en julio una nueva ley de seguridad nacional mediante la cual empezó a perseguir a los líderes hongkoneses que pretenden defender la autonomía y los derechos que les correspondían. 

Un creciente número de países rechaza esta ley y el aumento de la represión a los derechos que la acompañan. 

Estados Unidos es un decidido defensor de Hong Kong y su soberanía, y a este país se han unido Canadá, Reino Unido, Australia, Francia y ahora Suiza.

“Utilizar la ley de seguridad nacional para erosionar las libertades fundamentales y crear una atmósfera de coerción y autocensura es una tragedia para Hong Kong”, dijo el Cónsul General de los Estados Unidos en Hong Kong y Macao, Hanscom Smith, según el Taipei Times.

José Hermosa- Bles.com