El Sr. He Lifang, un residente de la ciudad de Qingdao, provincia de Shandong, China, murió bajo custodia el 2 de julio de 2019, dos meses después de su arresto por negarse a renunciar a su fe en Falun Gong, también conocido como Falun Dafa.

Falun Gong es una disciplina espiritual basada en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Desde que el Partido Comunista chino comenzó a reprimir la disciplina en julio de 1999, un gran número de practicantes han sido detenidos, torturados, o incluso les han sustraído sus órganos por su creencia.

La familia del Sr. He notó una incisión cosida en su pecho y una incisión abierta en su espalda. La policía primero dijo que las incisiones eran el resultado de una autopsia antes de cambiar su historia para decir que un médico forense vendría en un rato. Ningún médico apareció.

Sus seres queridos sospechan que le sustrajeron sus órganos mientras estaba vivo o apenas murió, y que esa es la verdadera razón de las incisiones. También sospechan que hubo abuso psiquiátrico porque él perdió su habilidad de hablar y a solo 17 días de estar detenido, no respondía.

Muerte inesperada finaliza con años de ordalías

La muerte del Sr. He marcó el final de sus años de sufrir por mantener su creencia. El hombre de 45 años fue arrestado y torturado repetidamente –una vez fue golpeado por 17 reclusos estando detenido. Su documento fue anulado, y estuvo 17 años fuera de su casa para evitar ser arrestado de nuevo.

La policía engañó al Sr. He bajo el pretexto de darle un nuevo documento personal el 5 de mayo de 2019. Fue arrestado al llegar y luego sometido a alimentación forzada y posiblemente abuso psiquiátrico. Su salud declinó y fue llevado de emergencia al hospital el 30 de junio.

Más de 200 policías fueron enviados entre el 30 de junio y el 3 de julio para evitar que los practicantes de Falun Gong locales y los familiares del Sr. He se reúnan cerca del hospital.

El Sr. He murió el 2 de julio, pero su familia no fue notificada hasta el día siguiente. Los presionaron para cremar su cuerpo el mismo día. Más de 30 oficiales más cuatro camionetas policiales estaban presentes para monitorear el proceso de cremación.

Inconsciente pero forzado a enfrentar juicio

El 25 de junio se realizó una audiencia en el centro de detención de Pudong, a pesar de que el Sr. He no estaba apto para soportar un juicio. Varios alguaciles lo llevaron a la corte y lo empujaron a una silla, mientras que uno le limpiaba el líquido que salía de su nariz.

Durante todo el juicio, el Sr. He estuvo adormecido y no tuvo ninguna reacción. Su anciana madre pidió tratamiento médico pero la ignoraron.

La evidencia enumerada por el procurador Li incluía que el Sr. He colocó carteles sobre Falun Dafa en 2001, la querella presentada contra Jiang Zemin [el excabecilla del régimen que comenzó la persecución a Falun Gong], y no volver a su casa. El abogado refutó una por una y cuestionó el testimonio de los testigos. Reiteró la libertad de creencia garantizada por la constitución china y solicitó que el Sr. He sea liberado inmediatamente.

Según fuentes, el juez Gao Fei recibía instrucciones de dos funcionarios altos que miraban el juicio por video desde otra sala. Uno de los policías de civil grababa a la familia del Sr. He todo el tiempo, mientras que decenas de policías estaban custodiando dentro y fuera del centro de detención.

La familia llamó a Gao tres días después, preocupados de que el Sr. He hubiera sido drogado y pidieron la libertad condicional médica. Gao simplemente les dijo que esperaran el resultado del juicio.

Sufrimiento de la familia al ver el continuo dolor de su hijo en el hospital

El 30 de junio el Sr. He fue enviado del centro de detención de Pudong en el distrito de Jimo al tercer hospital de Chengyang. Se despacharon más de 20 vehículos policiales y personal del comité del vecindario de Beian para custodiarlo. Sin embargo, la familia del Sr. He no fue notificada hasta la mañana siguiente por un oficial de apellido Sun del centro de detención.

Localizada a más de 30 kilómetros del centro de detención, el tercer hospital de Chengyang es un hospital de nivel municipal de baja calidad, el cual fue denunciado por vender drogas adulteradas y de haber infectado a pacientes con hepatitis B durante hemodiálisis. Los familiares del Sr. He estaban confundidos porque había decenas de vehículos policiales escoltándolo a este lugar y obviando otros hospitales más respetables.

Sus preocupaciones se agudizaron después de llegar al hospital. Acostado en la cama con tubos y cables por todo el cuerpo, el Sr. He no mostraba ningún signo. Un médico dijo que sus pulmones se habían dañado durante la alimentación forzada en el centro de detención.

Su hermana y cuñado fueron testigos de que, cuando un médico insertó un tubo en la boca del Sr. He, el cuerpo entero se estremeció de dolor con cada movimiento. El dolor era tan severo como si estuviera siendo electrocutado.

La hermana del Sr. He lloró tan fuerte al ver la escena que casi perdió su voz. Un oficial vino para prevenir que se acerquen más. El cuñado del Sr. He se ofreció para llevarlo a su casa para que se recupere, pero los policías de la comisaría de Beian le dijeron que no.

Cortes abiertos al frente y atrás del cuerpo

La familia del Sr. He cree que murió entre la tarde y noche del 2 de julio, aunque no fueron notificados hasta las 10 a. m. del 3 de julio. No les permitieron ver el cuerpo en el hospital.

Esa tarde, la familia fue a la morgue del Beian para ver su cuerpo, pero el director de la comisaría de Beian les dijo que no. Después de solicitarlo repetida y enfáticamente, les dijeron que esperaran en el centro de apelaciones de Beian. Más tarde, el secretario de la aldea también dijo lo mismo. Dos horas después, permitieron a la familia ver el cuerpo.

El cuerpo del Sr. He tenía cortes abiertos en la espalda y el pecho, y el del pecho ya estaba cosido. La expresión del Sr. He era de dolor, con su boca abierta. Había sangre en su nariz y boca, y también había sangre entre sus dientes. Había heridas por todos lados, especialmente en sus piernas y brazos, que se habían puesto moradas con agujeros de agujas. Además, tenía ampollas en el cuello.

Cuando la familia preguntó por qué el cuerpo tenía cortes quirúrgicos, un oficial dijo que era el resultado de una autopsia. Luego dijo que se le iba a realizar una autopsia por un médico forense de la ciudad de Qingdao. Pero el médico nunca apareció.

La policía de Beian arregló la cremación y vigiló todo el proceso el 3 de julio. Más de 30 oficiales, además de policías armados, y de civil, custodiaron tanto el interior como el exterior de la morgue. Después de la cremación, cuatro vehículos policiales patrullaron la aldea.

El día cuando las cenizas se enterraron el 4 de julio, oficiales de la comisaría de Beian esperaron en el lugar con esposas y amenazaron con arrestar a los practicantes de Falun Gong que se atrevieran a asistir a la ceremonia de entierro.

La familia quiso responsabilizar al centro de detención por su muerte, pero los funcionarios de ese lugar dijeron que habían estado inyectando nutrientes en el Sr. He porque él hizo huelga de hambre. Los vecinos no creyeron esto. Uno de ellos dijo: “Es difícil de imaginar que un hombre tan ágil y saludable nos deje así en menos de dos meses de estar detenido”.

Fuente: Minghui.org.

Nota del Editor:

Falun Dafa es una disciplina espiritual de la Escuela Buda que cultiva el cuerpo y la mente haciendo énfasis en la elevación del carácter moral a través de la comprensión de los principios que rigen la práctica: Verdad, Benevolencia y Tolerancia (Zhen Shan Ren), señala el sitio web oficial.

Esta disciplina se realiza generalmente en lugares públicos al aire libre, y fue introducida en el año 1992 por el Sr. Li Hongzhi. Gracias al impacto que tuvo la misma en la salud de los practicantes se presentó un incremento exponencial en el número de personas que hacían la práctica en toda China llegando a los 100 millones.

Sin embargo para el año 1999 el régimen comunista, encabezado por el entonces cabecilla del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, comenzó una intensa persecución en contra de la práctica debido a que sintió que su crecimiento representaba un obstáculo para los intereses del partido. Desde entonces, los practicantes son víctimas de numerosas flagelaciones como trabajos forzados, además de padecer bajo el sistema de sustracción forzada de órganos avalado por el mismo régimen chino.

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds