Redacción BLes– La actual represión que vive la democracia en Hong Kong se ha vuelto un tema que provoca la indignación internacional. Ahora varios países han expresado una “grave preocupación” ante el avance de la nueva ley de seguridad impuesta en el territorio por el régimen chino la cual socava su autonomía.

En una declaración conjunta emitida el 9 de agosto por los secretarios de Estado y ministros de Relaciones Exteriores de Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos, se cuestionó el retraso de las elecciones en Hong Kong, originalmente programadas para el mes de septiembre y que ahora ha sido pospuesta por un año, según Express UK.

Las condiciones que se viven en la región bajo la nueva ley de seguridad impuesta desde China continental sobre la región semiautónoma genera el latente temor de que los ciudadanos puedan perder sus libertades individuales. A varios candidatos pro-democracia se les ha prohibido presentarse a las elecciones.

De acuerdo con Reuters, 12 candidatos terminaron siendo descalificados por el gobierno hongkonés para postularse argumentando estar coludidos con fuerzas extranjeras y por estar en oposición a las nuevas leyes de seguridad nacional impuestas por el régimen chino.

Por su parte, el gobierno de Hong Kong no acepto que las restricciones impuestas a los candidatos de la oposición representaran algún tipo de censura política o violación a la libertad de expresión.

El reconocido activista pro democracia, Joshua Wong, quien también figura en la lista de candidatos descalificados expresó a través de un tweet: “Claramente, Beijing muestra un total desprecio por la voluntad de los hongkoneses, pisotea el último pilar de la ciudad de la autonomía que se desvanece e intenta mantener la legislatura de Hong Kong bajo su firme control”.

Los movimientos en la Región Administrativa Especial “socavaron el proceso democrático”, según señala el comunicado en el que figuran el Ministro de Relaciones Exteriores británico Dominic Raab así como el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo.

En la declaración los funcionarios indican lo siguiente: “Nosotros, los Ministros de Relaciones Exteriores de Australia, Canadá, Nueva Zelandia y el Reino Unido y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, estamos gravemente preocupados por la injusta descalificación de candidatos por parte del gobierno de Hong Kong y el aplazamiento desproporcionado de las elecciones al Consejo Legislativo”.

“Expresamos nuestra profunda preocupación por la imposición de Beijing de la nueva Ley de Seguridad Nacional, que está erosionando los derechos y libertades fundamentales del pueblo de Hong Kong”.

“Apoyamos las expectativas legítimas del pueblo de Hong Kong de elegir representantes del Consejo Legislativo mediante elecciones genuinamente libres, justas y creíbles”.

“Instamos al gobierno de Hong Kong a que celebre elecciones lo antes posible”, acotó la declaración de los funcionarios.

A través del comunicado también exigieron a Beijing respetar la declaración conjunta sino-británica que fue firmada luego de que Hong Kong terminará de ser una colonia de Reino Unido en 1997, prometiendo mantener las libertades bajo el principio de ‘un país, dos sistemas’, que así mismo fue respaldado por la ONU.

Bajo la ley de seguridad nacional, hoy lunes el gobierno hongkonés arrestó al magnate de los medios jimmy Lai, quien ha sido una figura clave en las protestas a favor de la democracia en el territorio. La detención del empresario se habría llevado a cabo por supuestamente ‘confabular con potencias extranjeras’.

De acuerdo con Steven Butler, coordinador del programa de Asia del Comité para la Protección de Periodistas, la detención de Lai “confirma los peores temores de que la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong se utilice para reprimir opiniones críticas a favor de la democracia y restringir la libertad de prensa”.