Redacción BLes – El drama que se vive en China tras los cierres totales que impuso el régimen comunista chino en Shanghái no deja de impactar al mundo. Uno de ellos es el que viven las mujeres, que se ven obligadas a acostarse con los hombres voluntarios que entregan alimentos, a cambio de comida.

Según contaron algunos cibernautas chinos, un voluntario de la sitiada ciudad, presumía en Internet haber utilizado una bolsa de verduras y una caja de frutas para convencer a una mujer a que se acueste con él.

Otro internauta con la cuenta “Xingxiaoke” también confirmó esta situación en las redes chinas: 

En Shanghai la ciudad más rica del país muchas mujeres que viven solas se acuestan con voluntarios o vecinos para conseguir comida, dijo el usuario.

Los residentes en la ciudad han tenido dificultades para adquirir alimentos, especialmente las mujeres solas y con niños pequeños, tornándose una lucha que el dinero no puede resolver.

Mira el informe completo en el siguiente video

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.