Redacción BLesQin Yi, fue una de las actrices más populares del cine Chino y su calidad como artista la llevó incluso a tener reconocimiento internacional. El 9 de mayo de 2022 falleció con 100 años de edad.

Pero el Partido Comunista Chino (PCCh) marcó a la actriz con una mancha imborrable al utilizarla como parte de la vil campaña de desprestigio a la que somete a la disciplina espiritual Falun Dafa o Falun Gong.

Cuando la actriz tenía 90 años, el PCCh la usó para protagonizar un video donde se la escucha reproduciendo una serie de calumnias contra Falun Gong, el video continúa en circulación hasta el día de hoy.

Qin Yi superó los altibajos de la historia china del siglo XX y prosperó bajo diferentes realidades políticas: se hizo famosa antes de que los comunistas tomaran el poder en 1949 y exhibió la capacidad de conectarse con diferentes generaciones de cinéfilos chinos durante una carrera de ocho décadas en las que siempre fue centro de atención en el mundo del espectáculo.

Durante la Revolución Cultural sufrió la persecución del PCCh e incluso fue detenida en un centro de reeducación donde fue explotada laboralmente. El régimen comunista, tal como lo hizo con tantos otros miles de artistas, “logró reeducar” a la popular actriz y reanudó su carrera la cual estuvo llena de éxitos hasta su retiro. 

Obviamente bajo la China comunista su éxito dependió de mantenerse fiel al partido. Difícilmente se sabrá algún día si su apoyo incondicional era genuina convicción o era producto de su conveniencia personal.

A cualquier apasionado del cine le hubiese gustado recordarla como una mujer que adquirió reconocimiento mundial por su belleza y sus dotes como excelente artista, pero por desgracia hay gran parte de la población china y muchos en el extranjero que la recordarán como la reconocida actriz que participó del perverso sistema de desprestigio utilizado por el régimen chino para demonizar falsamente a la disciplina Falun Dafa, la cual está basada en principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Resulta realmente penoso que el PCCh haya decidido explotar a una talentosa mujer de noventa años con fines propagandísticos. Los videos en los que se la puede ver repitiendo mentiras sobre Falun Gong no agregan nada a la gloria de Qin Yi. 

De nada serviría realizar un análisis sobre los videos de propaganda en los que se vio involucrada la actriz. Obviamente fue entrenada por el PCCh para repetir una serie de mentiras al respecto, por lo tanto no dicen nada significativo sobre Falun Dafa ni sobre el trabajo artístico de Qin Yi. Sin embargo, sí muestra las despiadadas tácticas utilizadas por el PCCh para enfrentar a aquellos que considera enemigos. 

 

Cómo el régimen chino usa el “4to poder” para expandir su poder dentro y fuera de China

El PCCh ha logrado perfeccionar su política de propaganda y desinformación, estrategias que ha utilizado tanto para mantener y expandir su poder como para denigrar y estigmatizar a quienes desea eliminar.

Actualmente, está aplicando este método para proteger sus intereses a nivel global, promover su modelo autoritario, ocultar sus abusos a los derechos humanos en China y adoctrinar a sus ciudadanos para que se enfrenten contra aquellos sectores, creencias o instituciones que el PCCh considera como enemigos.

Desde hace tiempo se conoce que el régimen chino tiene un ejército de trolls encargado de difundir todo tipo de noticias falsas y de enaltecer al PCCh frente a Occidente. Dentro de China el régimen utiliza una gran cantidad de medios de comunicación estatales, los cuales son utilizados como una feroz herramienta de desinformación.

Paralelamente el PCCh se encargó de eliminar a cada voz disidente que, estando dentro de China, intentó exponer las maldades del régimen. Esto ha sucedido incluso recientemente con periodistas, empresarios, deportistas famosos y profesionales que terminaron en prisión y/o desaparecidos por publicar videos, o información probatoria de diversos crímenes y atrocidades cometidos por el régimen.

 

Campaña de desprestigio contra la disciplina de Falun Dafa

Falun Dafa se presentó al público en China en mayo de 1992. Los milagrosos beneficios que aportaban a la salud seguir los principios promovidos de Verdad Benevolencia Tolerancia atrajeron a un gran número de personas. En 1999 cuando comenzó su persecución, el partido estimó que el número de practicantes estaba entre 70 y 100 millones.

El Guangming Daily, uno de los principales medios de propaganda comunista en China, publicó el 17 de junio de 1996 una editorial difamando a Falun Gong sin proporcionar evidencias de sus acusaciones. Este hecho marcó solo el inicio de una feroz persecución que continúa hasta el día de hoy.

Después de varios años en que el PCCh intentó por diversos medios desprestigiar la disciplina y a sus practicantes, en 1999 Jiang Zemin, entonces jefe del PCCh, creó una fuerza especial,bajo el nombre de “oficina 610”, con el objetivo de “eliminar” a Falun Gong, y en julio de 1999 se lanzó la persecución oficial contra Falun Gong a nivel nacional.

Desde ese momento la persecución fue brutal. Miles de practicantes fueron encarcelados ilegalmente, sometidos a sesiones de tortura en un intento por obligarlos a abandonar su Fe, fueron llevados a campos de trabajo forzado y muchos murieron asesinados o por las secuelas sufridas.

Además, el régimen puso a disposición todo su aparato de propaganda para intentar convencer a la población de que la disciplina milenaria se trataba de una secta perversa que motivaba a sus practicantes a suicidarse, matar a sus seres queridos y desarrollar serios problemas mentales. 

Nunca lograron presentar ningún tipo de evidencia real, sin embargo la insistencia fue tan grande que generaron un enorme daño a los practicantes de la disciplina quienes en muchos casos sufrieron discriminación laboral, social e incluso familiar. 

 

La falsa autoinmolación en Tiananmen

El punto más extremo del intento del régimen por difamar a Falun Dafa fue el 23 de enero de 2001, cuando Xinhua, la agencia de prensa oficial del régimen comunista chino, informó que cinco practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa intentaron prenderse fuego en la Plaza de Tian’anmen de Beijing.

Apenas dos horas después del supuesto incidente, la agencia de noticias reportó el informe tanto en chino como en inglés con un montaje, eficiencia y rapidez inédito en ese entonces para ese medio de comunicación, lo que despertó grandes sospechas entre periodistas e investigadores internacionales.

En efecto, motivados por esta inusual “transparencia” y “eficiencia”, algunos periodistas iniciaron su propia investigación para descubrir qué fue lo que realmente sucedió aquel día.

Una investigación de Philip Pan, reportero del periódico Washington Post, encontró que la escena fue un engaño del régimen comunista para difamar a los practicantes de la disciplina

Del mismo modo, las Naciones Unidas, Reporteros sin Fronteras, Amnistía Internacional y otros medios independientes descubrieron lagunas en la versión oficial de Xinhua. 

Fuego falso: Nueva y trágica propaganda de engaño en China, un documental producido por NTD Televisión que evidenció cómo la autoinmolación fue un montaje, ganó un certificado de mención honorífica en el 51 Festival Internacional de Cine y Video Columbus. Además, numerosos testigos testificaron de manera independiente que ese día se aplicó la ley marcial en la Plaza Tiananmen y que todo el incidente fue un montaje.

 

Andrés Vacca –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.