Redacción BLes– La ciudad china de Shanghái puso en marcha el lunes 28 de marzo un bloqueo en dos fases de sus 26 millones de habitantes, y sigue informando de un número creciente de casos de Covid-19.

El 1 de abril, fue tendencia en Internet que un gran número de bebés y niños pequeños fueran separados de sus padres en el Punto de Aislamiento de Bebés y Niños Pequeños del Distrito de Jinshan, en Shanghái.

En Internet circularon fotos del punto de aislamiento de bebés en el distrito de Jinshan. También hay muchas fotos de cunas con barrotes de hierro en el sitio de aislamiento, cada una con tres bebés, pero ningún adulto acompañándolos. Algunos bebés dormían, otros estaban aturdidos y otros lloraban impotentes.

El 2 de abril, el Centro Clínico de Salud Pública de Shanghai dijo que las fotos y los vídeos que circularon recientemente por Internet eran escenas de cuando el hospital trasladó su sala de pediatría al edificio de consultas externas y urgencias, y no al “centro de cuarentena infantil de Jinshan”. Debido al aumento de niños pediátricos infectados con COVID-19.

El tema en las redes sociales, como Weibo, atrajo mucha atención, y la gente expresó su descontento. A pesar de la respuesta oficial, muchos encontraron estas medidas antiepidémicas incomprensibles e “inhumanas”.

Como informó Reuters el 2 de abril, la hija de Esther Zhao, de 2 años y medio, tuvo fiebre y dio positivo en la prueba de COVID-19. La llevó al hospital de Shanghai. Su bebé fue trasladado al Centro Clínico de Salud Pública de Shanghai, en el distrito de Jinshan, para su puesta en cuarentena. Zhao suplicó a los funcionarios sanitarios que no las separaran, pero fue en vano.

Dijo entre lágrimas: “No ha habido ninguna foto… Estoy muy angustiada, no tengo ni idea de la situación en la que se encuentra mi hija”, y añadió: “El médico dijo que las normas de Shanghai son que los niños deben ser enviados a los puntos designados, los adultos a los centros de cuarentena y no se permite acompañar a los niños”.

Zhao está aún más preocupada ahora que las fotos de niños llorando en un hospital de Shanghai se han hecho virales en China.

 Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.